En el marco de su presentación en el EVENPa, que tuvo lugar durante el último fin de semana en Puerto Madryn, Carlos Restaino, presidente de la Comisión Asesora Honoraria de Integración y Mercosur, hizo referencia a la situación que está atravesando Argentina en el ámbito del comercio exterior.
Al respecto, dijo que estamos atravesando una situación de “gran desafío” para la administración del presidente Mauricio Macri, argumentando que “es necesario remontar el pésimo lugar que tiene Argentina en cuanto a competitividad global. Hay que reinsertarse en el mundo inteligentemente, como se pregona”.
Como posibles soluciones para que esto pueda darse, Restaino consideró que no sólo hay que plantear ideas y planes de acciones, sino que hay que impulsar políticas oficiales “nos lleven a negociar y a instalarnos en este mundo globalizado que aceleradamente va mutando de sensaciones y va cambiando sus condiciones. Nosotros no podemos perder el rumbo porque si no vamos a estar eliminados del futuro próximo”.
Al ser consultado por El Diario sobre las políticas concretas que podrían implementarse para alcanzar los objetivos deseados, el presidente de la Comisión Asesora Honoraria de Integración y Mercosur precisó: “En primer lugar hay que juntarse con los otros tres socios del Mercosur y definir qué vamos a hacer con el Mercosur, que tiene que acondicionarse a esto. Si alguien me pregunta a mí, creo que no hay que tener un arancel externo común porque cada sector merece un respecto. A lo mejor hay que fractura al arancel externo común en cinco niveles dependiendo de las necesidades del Mercosur”.
Además, consideró que hay que ver al futuro como el futuro realmente es, instando a la negociación con países complementarios, “pero no tanto”. “Si hay un país que no es complementario de lo nuestro, sino que es competidor, veamos hasta donde llega esa competencia”, acotó.
Respecto a la situación que está atravesando en el Mercosur y la posibilidad de que este cuerpo deje de funcionar, Restaino manifestó que hay que esperar a la próxima cumbre, que se celebrará en junio y en la que la presidencia “pro tempore” pasará de Argentina a Brasil. “Es una oportunidad única en la que la presidencia ‘pro tempore’ está en manos de países que coinciden en algunos conceptos. Hasta ahora no hemos visto muchos cambios o propuestas, pero hay que ver qué sucede en junio”.
Por último hizo hincapié en el rol que juegan las entidades privadas en este contexto. Sobre esto, fue contundente y dijo que la misma es “fundamental”. “Esto también tiene que cambiar porque se acabó el secretismo y lo confidencial. El sector privado está representado en el Mercosur y no se lo respeta como voz de la sociedad organizada. En mi opinión, tenemos que instalar dentro del Mercosur un consejo empresarial activo y que participe en todo lo que se pueda, porque es la empresa la que tiene que acompañar al Mercosur en sus decisiones de inversión y para esto hay que tener a los que tienen el dinero para invertir adentro del equipo”, concluyó.

Exportaciones nacionales

En consonancia del comercio exterior argentino, vale recordar que en los últimos días el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) publicó los datos que hacen referencia al nivel de exportaciones que se desarrollaron en nuestro país durante todo el 2018 y también precisiones sobre lo que ocurrió en febrero del corriente año. Dentro del informe quedó evidenciado que la disparada del dólar que se vivió durante mediados del año pasado de más del 100% tuvo un impacto sumamente negativo en la economía argentina y también en las importaciones, aunque en materia de exportaciones ocurrió lo contrario.
De esta manera, lo que influyó de mala manera en términos de consumo, producción e inversión, trajo una mejora relativa en la estabilidad externa. Al respecto, cabe aclarar que si bien se espera que la economía siga en negativo durante 2019, las estimaciones también prevén que el impacto sea menor. No obstante ello, los privados alertan que en esta ocasión esa calma no se verá reflejada en los hechos, como consecuencia de los escasos márgenes de manejar las cuestiones económicas que deja el acuerdo alcanzado el año pasado con el Fondo Monetario Internacional (FMI).
La balanza de pagos de la totalidad del 2018, que además de los bienes toma en cuenta los servicios, los intereses de la deuda y la entrada y salida de dólares financieros, registró un rojo de 4% del Producto Bruto Interno (PBI). Hacia adentro, lo positivo es la dinámica, ya que gracias a la devaluación, en el cuarto trimestre el déficit de cuenta corriente fue de 2.317 millones de dólares, mientras que en el primer trimestre había sido 9.601 millones de dólares.
Además el INDEC adelantó el informe del Intercambio Comercial Argentino (ICA) de febrero, que muestra el comercio de bienes con el resto del mundo. Durante el mes pasado las importaciones siguieron la dinámica del cierre del 2018, tal como mostró el informe de la balanza de pagos, y cayeron 22,9%. Las exportaciones, por su parte, reflejaron un repunte no tan significativo, pero repunte al fin: crecieron 3,7% interanual.

Exportaciones de Chubut

Siguiendo con la misma lógica presentada por el INDEC de lo que sucedió en el 2018 a nivel nacional, Chubut también evidenció un crecimiento considerable en sus exportaciones durante dicho período. Según la Dirección General de Estadística y Censos de la Provincia, entre enero y diciembre de 2017 las ventas exteriores del distrito patagónico alcanzaron los 3.388 millones de dólares. En tanto, durante el mismo lapso temporal del año 2018 las exportaciones ascendieron a 4.577 millones de dólares, registrando una variación positiva del 35,1%.
Uno de los ítems que impulsó este crecimiento fue el mercado del petróleo, teniendo en cuenta que las exportaciones de crudo hasta octubre de 2018 totalizaron 1.212 millones de dólares, lo que significa un incremento de casi un 219% en relación a igual período del año pasado, según datos publicados por el INDEC. La mayor parte de la venta externa de crudo del país hoy es originada en Chubut, en la que según datos oficiales el volumen total exportado hasta el décimo mes del año pasado alcanzó los 2,3 millones de metros cúbicos, equivalentes a 14,5 millones de barriles. Hasta noviembre, el total exportado llegó a casi 1.500 millones de dólares.
De este modo, las exportaciones de petróleo crudo crecieron fuertemente en relación al año 2017, ya que en los 10 meses relevados de 2018 se superó ampliamente el volumen exportado en todo el año anterior. Entre enero y diciembre del ante año pasado, las exportaciones del petróleo de Chubut alcanzaron los 575 millones de dólares y el volumen había sido de 1,5 millones de metros cúbicos, es decir unos 10,7 millones de barriles.

Gobierno de Chubut