Con el acompañamiento de una decena de legisladores de distintas provincias, el diputado nacional de Chubut, Gustavo Menna, presentó en el Congreso de la Nación un proyecto de Ley que busca promover e incentivar la industria del hidrógeno verde, como un factor clave en la generación de energías renovables que tengan la capacidad de reemplazar a los combustibles fósiles generadores de dióxido de carbono.
En particular, en el proyecto Menna puso en valor el potencial existente en la Patagonia y en Chubut para la industria del hidrógeno, y tomó como antecedente el trabajo de una empresa instalada en Comodoro Rivadavia desde el año 2009 y que se dedica a producir hidrógeno verde a partir de energía eólica.
Puntualmente, el proyecto de ley apunta a actualizar el Régimen Legal de Promoción del Hidrógeno (Ley 26.123) “con el objetivo -marcó Menna en los fundamentos- de posibilitar el desarrollo de la actividad, haciendo especial hincapié en la generación de hidrógeno de fuente ‘limpia’ o ‘verde’, producido a partir de procesos de electrólisis que emplean como matriz energética aquellas de fuente renovable”.
La iniciativa cuenta con el acompañamiento de los diputados nacionales Nadia Ricci (Santa Cruz), Diego Mestre (Córdoba), Facundo Suárez Lastra (Capital Federal), Alejandro Echegaray (Buenos Aires), Gonzalo del Cerro (Santa Fe), Aída Ayala (Chaco), Lorena Matzen (Río Negro), Roxana Reyes (Santa Cruz). Luis Borsani (Mendoza) y Carlos Fernández (Buenos Aires).

Promoción fiscal y mano de obra

“El proyecto de ley redefine algunos de los objetivos del régimen legal vigente desde 2006, poniendo el énfasis en la producción de hidrógeno verde o de fuente renovable como premisa basal, establece un régimen de promoción fiscal que brinde estímulos para el desarrollo de la industria del hidrógeno verde, y sostiene la vigencia del Fondo Nacional de Fomento del Hidrógeno”, explicó Menna.
En este marco, uno de los objetivos de la norma es “incentivar la participación privada en la generación y producción del hidrógeno propendiendo a la diversificación de la matriz energética nacional, priorizando aquellos emprendimientos donde el beneficio sea significativo en términos de desarrollo de la industria nacional, utilización de mano de obra local y captación de recursos humanos nacionales de alta especialización e innovación tecnológica”.
El diputado nacional chubutense marcó como antecedente para presentar el proyecto la experiencia a partir de las modificaciones al Régimen de Fomento Nacional para el uso de fuentes renovables de energía destinada a la producción de energía eléctrica (Ley 26.190) que, detalló el legislador, “posibilitaron estructurar un marco normativo que dio lugar a un enorme salto hacia el cambio y la diversificación de la matriz energética argentina”. A partir de las licitaciones del Programa Renovar, agregó Menna, se instalaron más de 100 parques en producción o en ejecución en todo el país, “con casi 5.000 megavatios de potencia e inversiones privadas directas por miles de millones dólares”.
Así, en el proyecto Menna explicó que “el hidrógeno obtenido a partir de energías renovables mediante la electrólisis de agua puede ser un elemento clave en la transformación del sistema energético global”.

Energía limpia

“La necesaria descarbonización de los sistemas de energía en todo el mundo -agregó en este sentido- requerirá la introducción a gran escala de vectores de energía limpia que reemplacen gradualmente a los combustibles fósiles, como el petróleo y el gas, para aplicaciones en todos los sectores energéticos y en la industria química”, y en este sentido “uno de los portadores de energía limpia más importantes es el hidrógeno ‘verde’ producido a partir de energía renovable”.
“La conciencia social sobre la necesidad de asegurar un desarrollo humano sostenible, tanto desde el punto de vista ambiental como financiero, está impulsando fuertes medidas regulatorias que apuntan a reducir la huella de dióxido de carbono (CO2), principalmente en el transporte, la industria y la generación de energía”, sostuvo Menna.
Y puso como ejemplos que hoy “existen en el mundo diversos proyectos que apuntan al consumo de este combustible sostenible: la puesta en marcha en septiembre de 2018 en Alemania del primer tren de pasajeros del mundo impulsado por una celda de combustible de hidrógeno; la fabricación de 1.000 camiones eléctricos de celda de combustible Hyundai para el mercado suizo; o la decisión de hacer de los Juegos Olímpicos Tokio 2020 un punto de inflexión en la realización de una sociedad de hidrógeno, utilizando este combustible para el funcionamiento de la villa olímpica y el transporte, con una flota de más de 3.000 vehículos FCV de Toyota”.

Gobierno de Chubut