Con el fin de alcanzar una recomposición salarial por la pérdida de poder adquisitivo sufrida en 2018, la Unión Tranviarios Automotor (UTA) había llegado a un acuerdo económico para que se le pague un bono excepcional a los trabajadores nucleados en dicha asociación sindical. Puntualmente, el monto alanza los 5.000 pesos y el acuerdo precisa que el pago debe darse en dos cuotas de 2.500 pesos cada una.
No obstante ello, según denunciaron desde la entidad gremial, Ceferino, la prestadora del servicio de transporte público en Puerto Madryn, todavía no habría depositado este dinero. Como consecuencia de esto, desde UTA amenazaron con llevar a cabo una medida de fuerza, aunque dieron un plazo de 72 horas para que la situación pueda ser regularizada.
Al respecto de esta situación, Marcelo Rubia, delegado de UTA, recordó que habían firmado un acuerdo a nivel nacional para llegar a una recomposición salarial. “Acordamos una cuota de 5.000 pesos a pagar en dos veces. Al día de hoy la empresa no abonó, aduciendo que tiene deudas de subsidios municipales y entonces no se puede hacer cargo de ese acuerdo”, agregó.
Además, indicó que en la jornada del lunes de esta semana presentaron una nota ante la Secretaría de Trabajo notificando que si en tres días no se hace efectivo el pago de la cuota se iniciaría con una medida de fuerza. Teniendo en cuenta esto, la empresa Ceferino tendrá tiempo hasta el jueves para regularizar esta situación y abonar lo acordado con los trabajadores del sector.
Al ser consultado sí habían dialogado con representantes de la compañía que presta el servicio de transporte público en Puerto Madryn, Rubia remarcó que eso todavía no ha ocurrido. No obstante ello, dijo que espera que a más tardar hoy mantengan una reunión para que no tengan que desarrollar la medida de fuerza anunciada. En caso de que se concrete esto, el delegado de UTA afirmó que “el paro se haría efectivo hasta que se concrete la cuota”.

Municipalidad de Puerto Madryn