COMODORO RIVADAVIA – En medio de una sucesión de allanamientos, detuvieron a cuatro vendedores de droga, además de incautar unas 400 dosis de clorhidrato de cocaína, dinero del narcotráfico, vehículos, celulares, una balanza de precisión y un arma de fuego, entre otras cosas.
En este marco, la Policía asegura que desarticuló una pequeña organización que comercializaba estupefacientes “al menudeo” y a una clientela que en su gran mayoría serían menores de edad.
Los procedimientos se llevaron a cabo este lunes en la zona norte de Comodoro Rivadavia; dieron comienzo a las 17 y se extendieron hasta antes de las 22. Fueron en total cuatro, pero solo en dos hubo detenciones.
A tres de los presuntos narcos los aprehendieron en el allanamiento a un inmueble de la calle Guillermo Cox, en el barrio kilómetro 3; y se los acusa de vender drogas en ese domicilio y también enfrente; afuera de la escuela de nivel primario 43. Al cuarto integrante de la banda lo atraparon en un taller mecánico, de Alaska y 2 de Abril en el barrio Laprida. Allí además secuestraron dos vehículos que –según los investigadores—eran usados para repartir la cocaína en distintos sectores de la ciudad.
De acuerdo a lo que trascendió, en los operativos que estuvieron a cargo de la División Drogas de Comodoro se incautaron entre otras cosas; “varios teléfonos celulares, una balanza de precisión, más de 400 dosis de cocaína, un revolver calibre 22 y dinero en efectivo” –presuntamente- de varias ventas.
Ahora los detenidos están a disposición de la jueza Eva Parcio, la magistrada que autorizó los registros domiciliarios, y en las próximas horas –tal vez este martes mismo—serían trasladados al Juzgado para ser indagados, en principio, por el cargo de comercialización de estupefacientes con el agravante de que el delito se cometía frente a un establecimiento educativo.