El tradicional Diario Popular, a través de su editora Impreba, acudiría a la Corte Suprema de Justicia en caso de admitirse la actualización de una deuda por honorarios que la empresa periodística considera “irrazonable y confiscatoria”, informaron fuentes empresarias.
Se trata de una demanda que inició un abogado por el pago de honorarios extrajudiciales por su participación en un acuerdo de permuta de acciones de octubre de 2009.
En esa oportunidad, Jorge Eduardo Fascetto e Isabel Stunz de Fascetto -quienes eran accionistas en varias sociedades comerciales dueñas de medios de prensa- cedieron su participación en esas compañías a cambio de quedarse con el 100 por ciento de las acciones de la editora de Diario Popular, recordaron las fuentes vinculadas con el caso.
Añadieron que el abogado José Arcagni formalizó en 2011 un reclamo de alrededor de medio millón de pesos, que en ese momento equivalían a unos 116.000 dólares.
Finalmente, un fallo judicial de primera instancia condenó al diario a pagar al abogado la suma de 1.800.000 dólares, cuando los honorarios deben regularse en pesos, más intereses en base a la tasa activa del Banco Nación, o sea la que pagan por ejemplo los tomadores de préstamos, más alta que la pasiva, que es la aplicada a inversiones como plazos fijos.