La actividad minera tiene detractores en cada lugar donde se desarrolla, sin embargo, no deja de ser una alternativa para el desarrollo de varias comunidades en el país que de esta manera pueden aspirar a insertarse productivamente.
Es lo que ocurre en Salta, donde la minería del litio está transformando el día a día de localidades como San Antonio de los Cobres, y de los habitantes originarios de esas zonas, que empiezan a ver para sus vidas un futuro distinto de la emigración.
En una publicación de BAE Negocios, Luis Vacazur, emprendedor y titular de la Cámara de Proveedores de Servicios Mineros y Turísticos de la Puna (Caprosemitp), reseña que «en estos momentos con la minería de litio se están realizando sueños de la gente de la Puna, te lo dice alguien que arrancó vendiendo pedacitos de sal en el Tren de las Nubes. Pero todo está cambiando después del descubrimiento del litio, que es el mineral del futuro, el desarrollo y la oportunidad de trabajo a pesar de que hay mucha gente que no la está pasando bien».
Y es que la producción de litio promete ser un auténtico antes y después para la provincia. Con alrededor de 50 proyectos de extracción en pleno desarrollo solamente en Salta, se espera que el país se convierta en el segundo mayor productor de ese mineral a nivel mundial en 2022, de acuerdo con datos publicados por El Tribuno. Salta encabeza las proyecciones de inversión del mineral también denominado «oro blanco», incluso por sobre las provincias de Catamarca y Jujuy, que tienen las dos únicas minas activas de litio del país.

Cámara de Proveedores con 40 socios

Vacazur hace un rápido racconto de su trayectoria emprendedora, primero vendiendo productos de sal de roca en San Antonio de los Cobres, después como empleado y vendedor en salta capital, a donde decidió llevar a su familia, y resalta que “soy originario tengo séptimo grado nada más, en ese momento emprendimos con mis hermanos y con una combi hacíamos traslados de gente. La minería nos dio una oportunidad y logramos crecer con una pequeña empresa y con el tiempo al ver que esto de la minería funcionaba eso hizo que vuelva a San Antonio de los Cobres a armar la cámara de proveedores de servicios mineros para generar oportunidades de desarrollo para la gente que no tenía nada, informándome cómo viene el litio, qué servicios van a necesitar, conseguir capacitaciones desde la Secretaría de Minería de la Nación, armamos el Carnaval más alto del mundo un evento solidario y social en el que mostramos también el desarrollo de la comunidad”.
Actualmente la Caprosemitp cuenta con más de 40 socios, y Vacazur con indisimulado orgullo sostiene que “tenemos chicos jóvenes que hace un tiempo cobraban planes sociales y hoy son proveedores mineros o turísticos. Hoy buscamos socios estratégicos en Buenos Aires, hay oportunidades de trabajo, la industria del litio está cambiando la realidad de la Puna”, afirma para agregar que “antes los jóvenes terminaban de lavacopas en las grandes ciudades y hoy están volviendo a sus lugares de origen”.

Inversiones

El año pasado Salta encabezó el ranking mundial de anuncios de inversiones para la explotación de litio, con un total de 1.525 millones de dólares divididos en tres empresas. En primer lugar, la firma china Ganfeng Lithium International, que invertirá 675 millones de dólares en el Salar de Llullaillaco; luego viene la surcoreana Pohang Iron and Steel Company, que anunció inversiones por 450 millones de dólares para producir hidróxido y carbonato de litio en el Salar del Hombre Muerto, y por último la francesa Eramet, que desembolsará 400 millones de dólares para explotar los salares Centenario y Ratones.
Con este prometedor horizonte para la actividad en la provincia, el titular de la Caprosemitp ratifica: “Vemos que está pasando el tren de la minería y los que estamos arriba queremos que suban los que todavía no lo hicieron, porque no me olvido de dónde vengo”.

Gobierno de Chubut