Este fin de semana comienza en la ciudad el relevamiento de viviendas que será usado como base para la diagramación del operativo del censo nacional, que se realiza cada 10 años en nuestro país y que está programado para ejecutarse en octubre del 2020. En esta etapa, desde el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) se trabaja con los departamentos de Estadísticas y Censos Provinciales para contar con un mapeo de viviendas actualizado y ajustado a la realidad.
Al respecto, José Luis Muñoz, referente del Departamento de Estadísticas y Censos de la Provincia, indicó que “desde el sábado va a haber un grupo de 10 a 12 personas trabajando en la calle haciendo un listado de vivienda”, explicó.

Harán un timbreo

Señaló que para este relevamiento “no tienen que entrar en las viviendas, van a haciendo un listado de la parte exterior”, aunque aclaró que “puede ser que tengan que golpear, timbrear o palmear si tienen alguna duda como para poder consultar la cantidad de viviendas en el terreno, porque por ahí hay más de una y no se ven bien desde afuera”.
“Lo importante es no obviar ninguna vivienda para que después, el día del censo, todas las viviendas puedan ser censadas”, enfatizó.
Muñoz mencionó que esta tarea llevará unos dos meses, ya que “es un trabajo que no se hace en un día”, teniendo en cuenta que se puede designar un número limitado de personas para desarrollarla ya que “este trabajo se realiza con unas tablets que son proveídas por el INDEC”.

En todas las localidades

En tanto, informó que este relevamiento se realizará en todas las localidades de la provincia, dado que se trata del paso previo indispensable para la realización del Censo Nacional 2020 y que “de lo que relevemos estos dos meses va a surgir la carga de trabajo que tendrá el censista el año que viene”
“La Dirección de Estadísticas y Censos cuenta con una muestra que usamos cuando hacemos las encuestas provinciales, pero ahora largamos sobre una base virgen, largamos en cada manzana, lado por lado y vamos cargando las viviendas que encontramos en el recorrido”, detalló.
Para brindar tranquilidad a los vecinos, que pueden sentirse alertados al notar a grupos de personas tomando nota de las viviendas, Muñoz indicó que “en las Comisarías queda una nómina de las personas autorizadas a trabajar y van a ir a los barrios munidos de una credencial”, mencionado que en algunos casos tomarán notas directamente sobre las tablets y “en zonas que sean complicadas van a ir trabajando con planillas de papel tomando los datos” para ser volcados con posterioridad. (Fuente: Adn Sur)