Un hombre alemán de 29 años fue arrestado luego de que una mujer británica, Anna Florence Reed, de 22 años, fuera encontrada muerta en el baño de su hotel.

Según informa Le Matin, los huéspedes escucharon que discutía con el novio en su habitación del Hotel Ramada La Palma au Lac en Locarno (Suiza), el lunes por la noche, poco después de su llegada.

Preocupados, decidieron alertar al personal y enviaron a un portero nocturno para tratar de calmar la situación.

Pero a las 7 AM del martes por la mañana, hallaron su cuerpo sin vida y fue declarada muerta en el lugar por los paramédicos que llegaron hasta el hotel.

El novio, cuya identificación no fue revelada por los medios, le dijo a la policía que Anna murió durante un juego sexual “que salió mal”.

Los fiscales están considerando si acusarlo de asesinato o homicidio culposo. Actualmente se encuentra recluido en una prisión en Farera.

Inicialmente no se encontraron signos de violencia en su cuerpo, pero una autopsia confirmó que murió de asfixia. También se encontraron pequeñas fracturas y cortes en su cuerpo.