La inflación de marzo fue de 4,7%, por lo que marcó el pico de suba de precios mensual en lo que va del año. Sólo durante el primer trimestre de este año, la suba de precios acumulada llegó a 11,8% y, si se toma en cuenta el último año, los valores de los bienes y servicios se incrementaron un 54,7%, el mayor nivel desde 1991. En la Patagonia, los alimentos aumentaron en un año casi el 63%.
El indicador mensual dado a conocer ayer marca un avance del 11,8% en lo que va del año. Los rubros que más se encarecieron ese mes fueron Educación, Prendas de vestir y Alimentos y bebidas, que se encareció un 6%.
Mucho más elevada que los pronósticos elaborados por privados, la inflación se aceleró al 4,7% en marzo, con lo que en los últimos 12 meses acumuló un alza del 54,7%,

Por rubros

Los rubros que más aumentos tuvieron durante marzo fueron los alimentos, con 6%, la indumentaria con 6,6% y la educación con 17,8% por el inicio de clases, de acuerdo a las cifras publicadas este martes por el Indec. Según detalló, en la comparación producto a producto, el que más aumentó entre febrero y marzo fue el pollo (25,4%), ya que pasó de costar 72 pesos el kilo a poco más de 90. El pan de mesa aumentó 8,6% hasta los $77,21 los 390 gramos. La leche tuvo un incremento de 9,4% hasta casi 40 pesos el litro en el Gran Buenos Aires.
Otros derivados de los lácteos tuvieron en todos los casos aumentos superiores al 9%, como en la manteca y los quesos cremoso, pategrás y sardo.

Carnes saladísimas

Respecto a las carnes, el ritmo de suba de precios apenas desaceleró respecto a los primeros dos meses del año. El kilo de paleta aumentó 6,7% hasta los $227,50, mientras que la carne picada común tuvo un valor promedio de $134 el kilo, un 6% superior a febrero. La nalga pasó a costar $283 el kilo, un 5,9% más que el mes anterior.
En relación con las frutas y verduras, el Indec reflejó una fuerte suba en el tomate (31%), pero que estuvo además acompañado por caídas del precio del kilo de batata (17%), manzana (14%), zapallo (13%).
El Gobierno mira con preocupación la aceleración de los precios que tiene lugar desde diciembre, cuando el Índice de Precios al Consumidor había llegado a ser de 2,6%. Desde entonces, los índices de cada mes fueron en aumento. De hecho, este año arrancó con 2,9% de inflación en enero y de 3,8% en febrero.

Medidas tardías

El propio presidente, Mauricio Macri, había admitido el lunes que la suba de precios de marzo iba a marcar «un pico» y reconoció que combatir el aumento del costo de vida es «más difícil» de lo que esperaba.
Este miércoles el mandatario anunciará un paquete de medidas que apuntarán por un lado a impulsar el consumo, en un contexto de pérdida del poder de compra del salario y de recesión, y por otro para intentar frenar la velocidad con la que suben los precios, informó.
El plan oficial que por estas horas termina de definir el Poder Ejecutivo junto a los empresarios del sector de consumo masivo incluye una extensión del programa Precios Cuidados, que además tendrá una canasta de hasta 50 productos con precios «congelados» por los próximos seis meses.

Impacto por regiones

El INDEC informó que la inflación de marzo fue del 4,7% y acumula en el primer trimestre del año un 11,8%. En lo que respecta a los últimos 12 meses, el organismo informó que los precios acumularon un alza general del 54,7%.
Por lo pronto, la región del Noreste fue la más castigada por la suba de precios registrando un incremento de 5,1%, nada menos que 0,5 puntos porcentuales por encima del nivel general del país.
Detrás quedaron la región Noroeste que registró en marzo una inflación de 4,9% y el Gran Buenos Aires que cerró el tercer mes del año con un incremento del 4,8%.
A contramano con el nivel general de precios en todo el país, la Patagonia (+4,3%), Cuyo (+4,4%) y la región Pampeana (+4,5%) registraron las menores variaciones de precios en marzo.
En lo que respecta a la variación interanual, el Noreste (+57,6), Cuyo (+56,8), el Noroeste (+55,5%) registraron variaciones de precios por encima de la media nacional con un incremento de 54,7% respecto a marzo de 2018. Por el contrario, sólo el Gran Buenos Aires (+54,1%) y la Patagonia clausuraron la variación interanual de precios por debajo del nivel general.

Fuerte caída del consumo

Por noveno mes consecutivo, las ventas en los supermercados y autoservicios de barrio volvieron a marcar en marzo una fuerte caída respecto del mismo mes del año pasado. De acuerdo con el informe de la consultora Scentia, el consumo masivo se derrumbó 8,7% durante el tercer mes del año y acumula así una contracción del 7,3% desde enero.
Los autoservicios independientes continúan siendo los más afectados por esta caída en la demanda, ya que las grandes cadenas logran paliar este efecto con ofertas y promociones. Así, mientras que los pequeños comercios registraron una baja en las ventas del 10% interanual, los grandes supermercados tuvieron una caída del 7,2%. En ambos casos, el efecto recesivo se sintió más en el interior que en el AMBA.
El rubro de bebidas sigue siendo el más dañado por la crisis, fundamentalmente las que no tienen alcohol. La posibilidad de reemplazar los jugos y gaseosas por el agua generó una caída del 14,2% en este segmento. Le siguió el de «limpieza de ropa y hogar», con una baja del 12,3%; y luego «perecederos y frío»; «bebidas con alcohol» e «impulsivos», los tres con retracciones superiores al 10%. Los alimentos que se consumen para el «desayuno y la merienda» registraron una baja del 7,4%; «higiene y cosmética», del 7,2% y el rubro «alimentación», 6,3%.

Los alimentos aumentaron en un año casi el 63% en la Patagonia

Aunque en la sumatoria de todos los rubros el índice de precios en la Patagonia quedó algunas décimas por debajo del promedio nacional, al ubicarse nuestra región en el 4,3% frente al 4,7% de lo que determinó el INDEC para todo el país, es en el rubro Alimentos donde el sur del país vuelve a ubicarse entre los valores más altos: en efecto, la comida presenta en marzo un 6,2%, con respecto a febrero, ubicándose por encima promedio que la medición arrojó para el total del país. En el año, el mismo ítem suma 62,9%, reveló un informe de la agencia de noticias Adn Sur.
Otro rubro que para la región patagónica presenta un indicador alto es el de Educación, con un 22% de incremento durante el mes de marzo, sólo superado por la región Noroeste, que trepó 25,3%, mientras que Comunicación, con el 5,2% de aumento en marzo, se ubica en el salto más alto entre todas las regiones.
Si se compara contra diciembre, la Patagonia acumula un 10,7% en el total de la variación de precios al consumidor, es decir en el conjunto de todos los rubros que conforman la canasta de bienes y servicios. Al compararse contra marzo de 2018, el acumulado es del 54,4%, quedando apenas por debajo del promedio nacional, que sumó 54,7%.

Los productos que más subieron en marzo

El índice de Precios al Consumidor (IPC-Costo de Vida) aumentó un 4,7% en marzo, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), impulsado principalmente por los rubros de educación, indumentaria y alimentos.
Las mayores subas se anotaron en Educación (17,9%), Prendas de vestir y calzado (6,6%) y Alimentos y Bebidas no alcohólicas (6%).
En Alimentos, los productos que más subieron respecto a febrero, según datos del INDEC, fueron: Tomate redondo (31,3%), Pollo entero (25,4%), Queso pategrás (9,5%), Queso sardo (9,5%), Leche fresca entera en sachet (9,4%), Queso cremoso (9,4%), Manteca (9,2%), Pan de mesa (8,6%), Dulce de leche (8,1%) y Lavandina (7,7%)

Gobierno de Chubut