A instancias del Ministerio Público Fiscal, Fabio Curilaf recuperó la libertad en la mañana de este lunes, imputado por el homicidio de un adolescente de 15 años en un hecho ocurrido este último verano en plena rambla de Playa Unión. Si bien sigue sometido a proceso a la espera del juicio oral y público en su contra, ahora deberá concurrir todos los días a la comisaría de José de San Martín donde reside a fin de certificar su presencia en la localidad. Durante todo este tiempo estuvo con arresto domiciliario.
Fue el propio fiscal general Fernando Rivarola el que fundamentó que, si bien continúa con el proceso judicial, las demoras en los resultados de algunas pericias, su buen comportamiento evidenciado en su sometimiento al proceso sumado a la variedad de posibilidades en cuanto a la calificación legal y el avanzado estado de la investigación, no se hace necesario que siga detenido con la modalidad de arresto domiciliario en la que se hallaba desde que ocurrió el hecho.

Defensa y familia

El defensor Omar López no hizo observaciones a la postura de los investigadores por lo que la iniciativa del Ministerio Público Fiscal fue avalada por el juez de garantías Marcelo Nieto Di Biase. El imputado, por video conferencia desde Esquel, siguió atentamente todo el debate y ahora aguarda además que le quiten la tobillera electrónica.
Presente en la sala se hallaba la madre de la víctima, Walter Oyarzo, el adolescente de 15 años apuñalado. Previamente el propio Rivarola la puso al tanto de lo que ocurriría en la audiencia, además de las cuestiones judiciales que ameritaban su postura. La mujer estuvo presente en la audiencia realizada en la Oficina Judicial de Rawson y avaló lo resuelto por las partes y el juez Nieto Di Biase.