Denuncian el intento de la justicia comercial de apropiarse del archivo histórico del organismo de derechos humanos. Advitieron que el juez las notificó que irá el lunes y ordenó a la policía ingresar a la sede ubicada en plaza Congreso. Llamaron a concentrarse para frenar lo que denuncian como una nueva avanzada del gobierno nacional.

«Aunque intenten avanzar contra las Madres, el pueblo se unirá en un solo grito: No pasarán”, la consigna es la respuesta de Madres de Plaza de Mayo a una notificación del juez comercial Javier Perillo que ordenó inventariar el archivo histórico del organismo y autorizó el ingreso de la policía. Con un comunicado, Hebe de Bonafini convocó a concentrarse el lunes próximo en su sede de Plaza Congreso para defenderla de lo que señalaron como una nueva avanzada del gobierno nacional y sus operadores judiciales para apropiarse de ese acervo, que el organismo viene construyendo desde su fundación.

En la convocatoria, Madres repudió la decisión del titular del Juzgado Comercial N°13, Fernando Javier Perillo, quien notificó a la Asociación que el lunes 15 de abril a las 11 de la mañana realizará un nuevo operativo en su sede. En la notificación el magistrado aclaró que autorizó a la Policía a ingresar en el “Centro de la Memoria, el amor y la Resistencia”, tal como las Madres bautizaron a su casa.

Perillo es el juez que dispuso la quiebra de la Fundación en junio de 2017 –en el marco de un reclamo por unos cien mil pesos de un ex trabajador- y ya había secuestrado parte del archivo histórico de las Madres el 18 de febrero pasado en un operativo realizado por efectivos de la Policía de la Ciudad. Esos documentos estaban en un utilitario de la Asociación que el magistrado ordenó interceptar y decomisar. Fue el cuarto vehículo que les secuestró.

Ese día Hebe convocó a concentrarse frente al predio donde estaba la camioneta con los documentos. Un nutrido grupo de militantes y vecinos llenó la cuadra y al día siguiente fueron restituidos.

Esa demostración de amor hacia las Madres de Plaza de Mayo evitó con una masiva manifestación popular en el inicio del gobierno de Mauricio Macri que la policía llevara detenida a Hebe de Bonafini: el 4 de agosto una multitud se concentró frente a la sede de Congreso cuando el juez Marcelo Martínez De Giorgi ordenó ir a buscarla con la policía para declarar en el marco de una acusación por desvío de fondos en la causa “Sueños Compartidos”.

Ese día era jueves y Hebe logró marchar como hace todos los jueves desde hace cuatro décadas. La notificación de Perilllo, también fue un jueves.

El 5 de abril pasado Perillo, antes de la tradicional marcha de las Madres en la Pirámide de Mayo, intentó que ingresaran escribanos a la sede para inventariar el archivo. Lo impidieron. El hecho fue denunciado en la plaza por la Asociación, quienes aclararon que la Cámara Comercial, superior del juez, que les reconoce la potestad a las Madres sobre el archivo, la sede y la combi que usan para trasladarse.

Por eso, ante lo que consideraron una nueva embestida “para apropiarse del archivo histórico, borrar la memoria del pueblo, de las Madres de Plaza de Mayo y de 30.000 compañeras y compañeros”, convocaron a proteger la sede ubicada frente a Plaza Congreso, el 15 de abril. “Para demostrar que aunque intenten avanzar contra las Madres , el pueblo se unirá en un solo grito: No pasarán”, advirtieron.

El comunicado completo:

“La Madres de Plaza de Mayo repudian una nueva avanzada del Gobierno Nacionaly sus operadores judiciales, quienes intentan, una vez màs, apropiarse del archivo histórico de la Asociación, el más grande de Latinoamérica en su tipo.

La semana pasada el titular del juzgado comercial Nº13, Fernando Javier Perillo, ordenò ingresar por la fuerz y de manera ilegìtima a la sede, haciendo lugar a los reclamos impartidos por el Ministerio de Justicia –a cargo de Germán Garavano-, por fuera de la ley y con ánimo persecutorio.

A pesar de la presion ejercida por Perillo y el juez de la ciudad de Buenos Aires, Javier Buján (quien usurpa el cargo de rector del Instituto Universitario Nacional de Derechos Humanos Madres de Plaza de Mayo (IUNMA) con mandato vencido por ley y por incopatibilidad); el comisario convocado no se animó a ingresar. Esto no configura el fin de la cuestión, la amenaza está latente dsesde que las Madres de Plaza de Mayo calificaron al presidente Macri como enemigo.

Finalmente el juez Perillo ordenó una nueva fecha para el operativo – autorizando la fuerza pública para ingresar- haciendo lugar al pedido del Poder Ejecutivo Nacional que pretende, entre otras cosas, apropiarse de manera legítima del inmueble y del archivo histórico que refleja casi 42 años de lucha inclaudicable; 42 años de historia que se escribe dìa a dìa y que todos los jueves, a las 15.30hs, se refrenda alrededor de la histórica Pirámide de Mayo.

Dicha notificaciónjudicial anuncia que el próximo lunes 15 de abril a las 11hsse presentaràn en el “Centro de la Memoria, el amor y la Resistencia”, tal como las Madres bautizaron a su sede. El nombre no es causal, tiene las puertas abiertas para todas y todos aquellos que levantan las banderas de una Patria Grande justa, libre y soberana.

Por eso, ante una nueva embestida que pretende apropiarse del archivo histórico, borrar la memoria del pueblo, de las Madres de Plaza de Mayo y de 30.000 compañeras y compañeros, convocamos a proteger un espacio que es de y para todxs.

El lunes 15 de abril lxs esperamos en Hipólito Yrigoyen 1584 para demostrar que aunque intenten avanzar contra las Madres , el pueblo se unirá en un solo grito: No pasarán”.

Fuente: Tiempo Argentino