El candidato a la gobernación del Chubut por Cambiemos, Gustavo Menna, se refirió al tercer lugar obtenido en las Primarias Abiertas del último domingo, detrás de la fórmula encabezada por la lista oficialista Arcioni-Sastre y la del Frente Patriótico, Linares-Bart.
El diputado nacional junto a su compañera de fórmula, la abogada Fernanda Abdala, obtuvo el 14,01 por ciento de los votos, lo que denota una fuerte pérdida de caudal electoral respecto de la elección de medio tiempo de 2017.
En las PASO de hace dos años, en la elección de legisladores nacionales, Cambiemos con Menna como cabeza de lista consiguió 76.361 sufragios, y en las generales de octubre de 2017, la alianza PRO y UCR obtuvieron 95.262 votos del electorado chubutense.
Menna volvió a someterse a la voluntad de las urnas, y este domingo consiguió 42.501 votos, según el recuento provisorio, es decir, en menos de dos años, Cambiemos en Chubut perdió más de 52.000 votantes.
El representante del oficialismo nacional admitió que el contexto económico nacional jugó en contra de sus expectativas para el domingo de elección. De cara a las generales del 9 de junio, el actual diputado por Chubut en el Congreso Nacional, consideró que deberán buscar los votos necesarios en quienes votaron en blanco y aquellos que no participaron en las PASO.

Votaron con el bolsillo

Por su parte, el intendente de Esquel, Sergio Ongarato, consideró que “el bolsillo primó en el ánimo del votante” y por eso el domingo le sacaron el respaldo que habían tenido en las anteriores elecciones cuando Gustavo Menna, que era entonces el mismo candidato que llevaron esta vez, había obtenido el doble de los votos.
Aseguró que el oficialismo provincial actuó con picardía política a la hora de nacionalizar la campaña y culpar al precandidato a gobernador de ser el vocero de las políticas nacionales.
Su mirada tiene cierto tono de resignación, porque no parece que esas condiciones macro económicas vayan a cambiar en breve, y en tal contexto pareciera que el futuro electoral de Menna estuviera sellado. Dijo que para revertirlo, se reunieran con los equipos técnicos y comunicacional, buscando “cambiar el discurso” de cara a las generales.
Aprovechó además para cuestionar al candidato de Chubut al Frente, Christian Pasquini, precandidato a la intendencia de Esquel quien resultó el más votado el domingo, por utilizar la mentira para captar votos, entre otras al decir que él cobraba las entrevistas cosa que jamás pasó, pero “eso quedó en algún lado”.
Consideró además que los votos que él perdió en la elección del domingo fueron a parar al “Frente Vecinal” que no son parte de una estructura municipal sin incidencia a nivel provincial, hacia quienes depositaron el ‘voto bronca’ por todas las cosas que no andan.

Herrera: “La ola de Macri nos tiró para abajo”

El presidente de la UCR Chubut, César Herrera, evaluó el resultado electoral del domingo, que ubicó a la alianza Cambiemos en el tercer lugar en las PASO de cara a las generales del 9 de junio.
Herrara señaló que en las elecciones para diputado nacional de 2017, donde resultó electo Gustavo Menna, “la ‘ola Macri’ nos ayudó, pero ahora nos tiró para abajo”.
Por si fuera poco, el dirigente radical fue cauto sobre la continuidad de Cambiemos: “No sé cómo vamos a seguir”.
En diálogo con FM La Petrolera, aseguró que “tenemos que aceptar el resultado y seguir trabajando como lo venimos haciendo, la gente cuando vota por algo lo hace”.
En función de ello “esta semana nos vamos a reunir para ver cómo seguimos adelante, tratando de redoblar el esfuerzo y llegar más a la gente”.
Herrera admitió que “la gente tiene muchos problemas económicos, no le alcanza el dinero, los aumentos en las tarifas de los servicios, es un combo que se fue sumando y la gente se expresa. La gente nos asocia con el Gobierno nacional y ahí se mostró la disconformidad”.

Gobierno de Chubut