El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) publicó su informe correspondiente al uso de la capacidad instalada en la industria argentina, la cual manifestó una caída en febrero al 58,5%. Este número se ubicó seis puntos porcentuales por debajo de la marca registrada en el mismo período del año pasado. Así, según el ente estadístico oficial de nuestro país, es el peor registro para este mes desde el año 2002, cuando el país se encontraba en plena recesión luego de una de las crisis económicas más duras de los últimos tiempos.
No obstante ello, el indicador mostró un ligero avance si se lo compara con el 56% que había alcanzado en enero de este año y diciembre de 2018, lo cual podría significar que la economía ya tocó fondo y que poco a poco comienza a mejorar. Igualmente, los expertos en la materia tienen posiciones diferentes, ya que algunos respaldan esta teoría, mientras que otros hacen una lectura distinta y no coinciden en que la economía argentina haya empezado a transitar una curva ascendente.
En tanto, según el INDEC, el sector con mayor capacidad ociosa es el metalmecánico, donde la misma llega al 68&. Por su parte, el rubro automotriz usó solamente el 42,1% de sus instalaciones, mientras que el textil, el 43,2%. Esto quiere decir que estos tres rubros tienen más de la mitad de su maquinaria y elementos de trabajo parados.
Específicamente, el duro momento que atraviesan la industria metalmecánica y automotriz se refleja en el elevado nivel de suspensiones observado entre el personal de las principales compañías, mientras que en el caso de las textiles, el retroceso inició en el 2016 por la caída del mercado interno y el ingreso de importaciones, factores que aún inciden en la delicada situación que hasta hoy se observa. De hecho, esto puede verse con claridad en la provincia de Chubut, ya que en los últimos años se ha registrado una caída en los puestos laborales del sector textil, sobre todo en la localidad de Trelew.
Por su parte, en los productos de caucho y plástico se usó el 50,8% de la capacidad instalada, en Edición e impresión el 52,1% y en productos alimenticios y bebidas el 57,6%.

Mayor uso de sus máquinas

Por el contrario, el rubro que más utilizó su maquinara fueron los productos de tabaco con un 72,9%, seguidos de la refinación de petróleo y el papel y cartón, ambos con un 71,7%. Las sustancias y productos químicos registraron una utilización de 69,4%, las industrias metálicas básicas un 68,7% y los productos minerales no metálicos un 67,5%.

En picada

En la comparación interanual, sólo dos de los rubros mostraron una suba en relación a febrero de 2018. Estos fueron productos del tabaco que en el mismo lapso del año pasado había arrojado una utilización del 71,5%, y Edición e impresión, donde había sido del 51,2%.
En la vereda opuesta, en las industrias metálicas básicas hubo un descenso interanual de 17,5 puntos porcentuales ya que en ese mes de 2018 se había utilizado el 86,2% de las instalaciones, la mayor diferencia de los doce sectores relevados por el INDEC. El ente estadístico lo atribuyó a «la menor actividad de la industria siderúrgica».
La refinación de petróleo fue otro de los sectores más golpeados, “debido a la reducción de los niveles de procesamiento de petróleo crudo”, puntualizó el informe oficial publicado en el transcurso de esta semana. Es que en febrero del año pasado la utilización había llegado a 82,8%, 11,1 puntos más que ahora.
Le siguió la industria automotriz que a esa altura del año pasado usaba el 50,4%. En ese sentido, el INDEC reconoció «la menor cantidad de unidades fabricadas por las terminales automotrices, como consecuencia fundamentalmente de la caída de las ventas en el mercado local».

Principales actividades de Chubut

Vale recordar que ya en diciembre de 2018, el bloque de productos textiles presentó un nivel de utilización de la capacidad instalada de 32,3%, inferior al registrado en el mismo mes de 2017 (55,7%), mientras que en la última medición, como se reveló anteriormente, el nivel de uso de maquinarias subió un 10% en febrero, llegando al 42,3%. Estos datos van en consonancia de aquellos que sostienen que la peor situación económica del país ya pasó.
El menor nivel de utilización del bloque se explica por la menor elaboración de hilados de algodón y de tejidos, tanto tejidos planos como de punto. Esta situación es de suma preocupación para la economía de Chubut, teniendo en cuenta que la industria textil es una gran fuente de mano de obra para la región.
Al respecto, cabe recordar que a fines de la semana pasada la empresa Soltex de Trelew logró acceder a una opción crediticia con el Banco del Chubut, lo que le permitió adquirir nuevas maquinarias, valuadas en aproximadamente dos millones de pesos. Esto se logró gracias a una gestión desarrollada por la Municipalidad de Trelew con la entidad monetaria de la provincia. De esta forma, la firma textil tendrá la posibilidad de aumentar su producción y de cumplir con los requerimientos de sus clientes.
En otro orden, la refinación del petróleo, por su parte, mostró en diciembre de 2018 un nivel de utilización de la capacidad instalada de 77,4%, inferior al de diciembre de 2017, cuando la misma era de 86,3%, asociado a un menor nivel de procesamiento de petróleo crudo.
Teniendo en cuenta esto, la situación de la actividad petrolera es opuesta a lo que sucedió con las textiles en la última medición, ya que actualmente la utilización de las maquinarias y elementos de trabajo para la refinería de crudo en todo el país llegó al 71,7%, manifestando una caída de casi seis puntos porcentuales en relación a lo que ocurría en diciembre del año pasado.

Gobierno de Chubut