Juan Emilio Heredia, está acusado de interceptar a su ex novia en la calle y la obligó a subir a su vehículo, luego la llevó a su casa y la mantuvo encerrada varias horas, donde la golpeó reiteradas veces y abusó de ella.
Este lunes se concretó la audiencia de control de detención y apertura de investigación por el ilícito acontecido el pasado 4 y 5 de abril que tiene como imputado a Juan Emilio Heredia. Los funcionarios de Fiscalía requirieron se le formalice el ilícito en base a la calificación provisoria de “privación ilegítima de la libertad agravada por el uso de violencia y amenazas, en concurso real con lesiones leves doblemente agravadas por ser cometidas contra una persona que se mantuvo una relación de pareja y por ser cometidas mediando violencia de género; en concurso real con abuso sexual con acceso carnal, dos hechos en concurso real; y tenencia ilegítima de arma de fuego de uso civil”, en calidad de autor para Heredia.
Presidió el acto Miguel Caviglia, juez penal; por el Ministerio Público Fiscal se hicieron presentes Lorena Garate y Cristian Ovalle, funcionarios; en tanto que la defensa del Heredia fue ejercida por Franco Mellado, defensor particular.

Los hechos

El día 4 de abril del año 2019, siendo aproximadamente las 18:00 horas, en circunstancias en que la víctima se encontraba en la intersección de las calles San Martín y España de esta ciudad, su ex pareja Juan Emilio Heredia se acercó a ella, la siguió a pie y sorpresivamente le sustrajo una billetera y un teléfono celular que la víctima llevaba en sus manos. Seguidamente Heredia tomó por la fuerza a la damnificada, comenzó un forcejeo, tironeó sus prendas de vestir intentando introducirla en el interior de un vehículo. En esas circunstancias, la víctima merced a la resistencia ejercida en un momento logro soltarse e inmediatamente detuvo un remis a quien le solicito que la alejara del lugar. En ese momento Heredia se acercó a remis y le dijo a su conductor: “Dame todo, te voy a robar”, y seguidamente le dijo a la víctima “Si vos te subís, le rompo todos los vidrios”. Inmediatamente el conductor del remis se fue del lugar, Heredia levantó a la víctima de los brazos y la introdujo en un vehículo color negro donde le propinó un golpe de puño en el rostro. A bordo del mencionado rodado, Heredia traslado a la víctima hasta su domicilio sito en un terreno usurpado S/N del barrio Bella Vista Norte de esta ciudad. Al llegar al lugar, Heredia tomó del cabello a la víctima y la arrastró hasta el interior de su vivienda, y a pesar de que gritó pidiendo ayuda nadie logró escucharla. Inmediatamente Heredia cerró la puerta de su vivienda con llave, colocó un sillón trabando la puerta y colocó la llave debajo de otro sillón. Posteriormente Heredia le propinó a la víctima en reiteradas ocasiones, al menos dos, golpes de puño en diferentes partes del cuerpo ocasionándole lesiones de carácter leve. En horas de la madrugada del día 5 de abril del año 2019, mientras la víctima continuaba privada de su libertad, Heredia propinó golpes de puño a la víctima en sus brazos. Seguidamente con una de sus manos tomó un fierro tipo regla de albañil y le dijo a la víctima “te voy a filmar deja de llorar putita si a vos te gusta, quiero que hagas como que estas disfrutando, para de llorar”. En ese momento Heredia encendió la cámara de su celular y por medio de la fuerza abusó sexualmente de ella. En horas del mediodía, el imputado le propinó golpes de puño a la víctima, tomó un fierro largo tipo regla de albañil con el cual golpeó una de las piernas de la víctima y le dijo que la dejaría inválida. Posteriormente, Heredia permitió a la víctima caminar desnuda dentro de la vivienda por lo que la víctima aprovechando que el imputado se encontraba desnudo y con el teléfono celular, corrió los sillones que trababan la puerta de salida, buscó la llave y salió de la vivienda desnuda corriendo del lugar pidiendo ayuda.

Prisión preventiva

Los funcionarios de fiscalía requirieron se declare legal la detención de Heredia ya que la misma fue realizada por Orden de un juez penal competente. Asimismo mencionaron los elementos de convicción suficientes existentes para tener al imputado como probable autor del hecho que se investiga, el peligro de fuga y entorpecimiento de la investigación. También se refirieron al comportamiento de Heredia en otros procesos anteriores; solicitando por ello tres meses de prisión preventiva y el plazo de seis meses para concluir con la investigación.
Por su parte el defensor no cuestionó el hecho relatado ni su calificación legal, pero aseguró que no se da el peligro de entorpecimiento en el caso y destacó la falta de antecedentes penales de su defendido. Propiciando se aplique una medida menos gravosa como su libertad con presentaciones periódicas ante la autoridad que se designe.