El próximo viernes 24 de mayo comenzará el juicio oral y público contra dos albañiles que fueron sorprendidos en Rawson cuando se fugaban con barras de hierro y una tenaza de una obra en construcción de un ciudadano chino. De ser hallados culpables ambos imputados la prisión sería de efectivo cumplimiento teniendo en cuenta sus antecedentes penales en la ciudad de Esquel.
De esta manera se aplicaría el llamado “juicio rápido”, que permite, para algunos delitos, acelerar el proceso judicial. Este viernes se realizó la audiencia preliminar en la que la jueza de garantías María Tolomei aprobó a la incorporación de las pruebas, avaló la calificación legal y la designación de un tribunal unipersonal cuya designación correrá por cuenta de la Oficina Judicial de Rawson.
El hecho que los dos individuos hayan sido detenidos en flagrancia o infraganti delito, permite la aplicación de esta figura legal. Según el fiscal general Fernando Rivarola, se dan los tres requisitos que impone el Código Procesal del Chubut que permite la aplicación del “juicio rápido”. Ello son: que la pena prevista no supere los seis años de prisión, que sea de sencilla investigación o que haya sido descubierto en flagrancia.