La empresa Aerolíneas Argentinas perdió $ 21.800 millones en 2018 por la devaluación del peso y los altos costos del combustible, aunque logró mantener en el mismo nivel los subsidios que recibe del Estado, explicó hoy su presidente Luis Malvido.
«Somos una empresa vulnerable con muchas oportunidades de mejorar nuestra eficiencia; en un buen año como fue 2017 Aerolíneas perdió $ 6.400 millones y en un mal año, 2018, perdimos 21.800 millones; por eso tenemos que seguir trabajando sobre la optimización de nuestros costos y nuestros ingresos, en ser más eficientes y ponernos al nivel de competitividad de otras empresas de la región», dijo.
Según el ejecutivo, «en 2018 Aerolíneas creció, pero a un ritmo menor que el mercado; por eso bajamos nuestra participación en el mercado; pero este año estamos recuperando posiciones, pasamos de 62% del mercado de cabotaje en diciembre pasado a 67% el mes pasado».