COMODORO RIVADAVIA – Un joven de 17 años identificado como “C. B.”, que se desempeña como carpintero y barbero, fue salvajemente agredido durante la madrugada del pasado domingo, por unos cinco “patovicas” que se desempeñan en un boliche ubicado en San Martín al 200. Según trascendió, una vez que lo abordaron, lo llevaron detrás de una barra y lo golpearon hasta quitarle el pantalón; cuando lo sacaron del local ya tenía el rostro desfigurado por las agresiones; no contentos con ello, los integrantes del staff de seguridad le arrojaron gas pimienta en el rostro. Su madre advirtió que en la Seccional Primera no le quisieron tomar la denuncia sin haber ido antes al Hospital; no obstante, desde la sede policial informaron que primero esperaron a que lo asistieran médicamente por las lesiones, ya que esa era la prioridad. “La gente tiene miedo de denunciar”, planteó la madre del menor.