Rebeldes hutíes de Yemen atacaron con drones dos estaciones de bombeo de petróleo de la compañía estatal Aramco, en respuesta a la «agresión» contra el pueblo yemení, según informó la televisión Al Masira, controlada por el movimiento de los rebeldes.
«Siete aviones no tripulados realizaron ataques contra instalaciones vitales sauditas”, destacó Al Masira en su cuenta oficial de Twitter citando una fuente militar.
Las autoridades sauditas habían denunciado el ataque con drones que provocaron un incendio y un «daño limitado» en una de las instalaciones en la región de Riad.
El ministro de Energía, Industria y Recursos Minerales, Jalid Al Falih, dijo que el ataque se produjo entre las 6.00 y 6.30, hora local (entre la 0 y la 0.30 de la Argentina) en dos estaciones en Dawadmi y Afif, indicó la agencia oficial SPA.
Al Falih indicó que Aramco interrumpió el suministro de crudo por el oleoducto que lleva el petróleo desde la zona oriental al puerto occidental de Yanbu.
Las autoridades saudíes denunciaron que el ataque atenta contra la seguridad en el suministro energético mundial, y señaló como autoras a las milicias yemeníes hutíes, apoyadas por Irán.
«El Reino condena este ataque cobarde (…) que no tuvo como objetivo sólo el reino, sino la seguridad en el suministro de energía a todo el mundo y la economía internacional», indicó el mensaje oficial.
Agregó que el ataque confirma la «importancia de hacer frente a todas las organizaciones terroristas que realizan estos actos de sabotaje, entre ellos los hutíes en Yemen, apoyados por Irán».
Los ataques por parte de los rebeldes hutíes en Yemen contra instalaciones y objetivos saudíes son habituales y forman parte del conflicto bélico que vive esa nación árabe desde hace cinco años, precisó la agencia de noticias EFE.