La investigación por la causa “Revelación” espera su turno para ser presentada ante el Tribunal que determinará la elevación a juicio. En esta causa la mayoría de los imputados esperan en libertad.
Sin lugar a dudas esta causa que investiga hechos de corrupción e involucra a exfuncionarios de alto vuelo, es la que mayor repercusión ha tenido en la opinión pública.
He aquí que en este caso la investigación estuvo en foco del escrutinio ciudadano puesto que además de los exfuncionarios también fueron acusados más de una veintena de empresarios de la construcción, de los cuales al menos 15 accederían al beneficio de la suspensión de juicio a prueba, conforme cumplan con un acuerdo que fue puesto a consideración del magistrado, de conformidad con los fiscales.

La investigación

De acuerdo a los datos preliminares, a través de un esquema de retornos de la obra pública, se financiaba una caja política que tuvo entre sus protagonistas a funcionarios del gabinete provincial, lo que permite presumir que hubo una asociación ilícita.
Quizá lo más complejo en esta causa será probar si los imputados se enriquecieron en el proceso, más allá del nivel de participación que cada uno haya tenido en la comisión del delito, ya que todo indica que los fondos provenientes de los denominados “retornos”, se utilizaban para el pago de sobresueldos a funcionarios.
Los exfuncionarios públicos involucrados en esta causa, tenían altas responsabilidades y administraban millones de los fondos públicos de la provincia. Si bien, será menester de un tribunal determinar si hubo allí delito o no, por lo pronto la acusación es muy grave ya que, según los investigadores, resulta superlativa la cantidad de personas que participaban, “recaudaban a través de coimas de empresarios para pagar sobresueldos a funcionarios”, afirma el fiscal Marcos Nápoli.

Los acusados

Que los empresarios acepten probation, implica que reconocen que hubo delito, ahora resta que los fiscales prueben que los exfuncionarios acusados en la causa fueron los responsables de cometer esos delitos.
Los exfuncionarios provinciales Pablo Oca, Víctor Cisterna, Gonzalo Carpintero y Alejandro Pagani, además del periodista de Comodoro Rivadavia Jorge Ninin, fueron puestos en libertad en febrero pasado, y desde entonces solo hay dos personas involucradas en esta causa que continúan con medidas de coerción, y es porque se encuentran involucrados en otros procesos penales, como la causa “Embrujo”. Se trata de Diego Luters con arresto domiciliario y Diego Correa detenido en un pabellón de la Alcaidía de Trelew. Ambos dirigían la secretaría privada del ex gobernador Mario Das Neves al momento de cometerse los ilícitos.
Y otros acusados de participar de la asociación ilícita son, Martín Bortagaray, Federico Piccione, y Pablo Bastida.
Los que esperan el juicio oral y público en libertad, no pueden salir del país ni mantener contacto entre ellos y testigos del caso.
La pena mínima que podría caber a Oca, Cisterna, Carpintero y Pagani, sería de cinco años de prisión. Para Ninin, la calificación legal que lo involucra en la asociación ilícita que se investiga, prevé penas mínimas de tres años por lo que la convierten en excarcelable habida cuenta que no tiene condenas previas en su contra.

Gobierno de Chubut