El Gobierno Nacional tomó como política el endeudamiento a través de préstamos y emisión de bonos, aunque no fue el único en acudir a esta medida. En los últimos tres años y medio casi todas las provincias argentinas tomaron medidas similares. De hecho, si se toma la cotización de del dólar de septiembre 2018, los pasivos provinciales llegaron a quintuplicarse. Chubut es uno de los distritos provinciales con mayor porcentaje de su deuda pública atada a la cotización del dólar.
Un informe elaborado por el Observatorio de Coyuntura Internacional y Política Exterior (OCIPEX), basado en datos oficiales, planteó que “desde la llegada al gobierno de Cambiemos, el endeudamiento de las provincias se espiralizó, con similar impericia y negligencia, y la deuda externa provincial se convirtió en una pesada carga, con la que deberá lidiar el país en un futuro inmediato”.
Esto se trata del complemento del proceso que llevó al riesgo país a superar los 1.000 puntos ante el temor de los fondos especulativos de un eventual default en el próximo mandato presidencial, cuando venzan unos 150.000 millones de dólares.

Chubut, al límite

Clic para ampliar

Los datos oficiales reflejan que la deuda de las provincias creció más de 400% en tres años y Chubut no fue la excepción. La información oficial revela que los índices más críticos de extranjerización son para Santa Fe (99%), Córdoba (95%), Chubut (86%), Buenos Aires (80%) y Neuquén (70%). Aunque los distritos patagónicos tienen parte de sus ingresos dolarizados, a través de las regalías petroleras, que les permiten compensar parcialmente el problema.
En un reciente informe replicado por Extremo Sur se hace hincapié en el incremento de la deuda de Chubut durante la actual administración de Gobierno, pero lo cierto es que analizando los datos del Ministerio de Hacienda de la Nación, se desprende que la situación es similar en cada distrito provincial que tomó deuda en dólares, habida cuenta de la cotización de la moneda extranjera.
De acuerdo a la evolución de los últimos tres años, la deuda pública ascendió en 2018 a casi 37.500 millones de pesos. Este año se deberán afrontar pagos por encima de los 13 mil millones de pesos, que podrían incrementarse si la cotización del dólar sigue en alza.
Según los últimos registros, todo indica que la deuda pública representó más del 80% de los ingresos totales que tiene la provincia, y el pago de los vencimientos significó el 21% de todos los ingresos percibidos.
En resumidas cuentas, hasta 2015 la deuda ascendía a los 7.426 millones de pesos. En 2016 pasó a 20.542 millones de pesos y al año siguiente, 2017, trepó a los 25.553 millones de pesos. Tras la disparada del dólar en 2018, la deuda llegó a los 37.483 millones.

El origen de la deuda

Clic para ampliar

Analizando la evolución de la deuda pública provincial, vale recordar que en 2010, se tomaron 150 millones de dólares a través del Fideicomiso (tasa del 7,75%); luego se tomarían 220 millones de dólares durante la gestión de Buzzi con el BODIC I del año 2013 (tasa del 4%) y otros 88,9 millones de dólares en 2014 con la emisión del BODIC II (tasa del 4,75%).
En la última gestión del extinto Das Neves, se colocaron bonos PUY 23 por 50 millones de dólares (tasa del 8,75%) y títulos BOCADE por 650 millones de dólares (tasa del 7,75%), ambos durante 2016.
Así las cosas, a fines de 2016 el endeudamiento per cápita era de 35.573, para ascender a los 43.459 pesos por habitante en 2017 y concluir 2018 con una deuda per cápita de los 62.642 pesos
A pesar de que ya se pagaron cerca de 20.100 millones de pesos en tres años, el endeudamiento chubutense está entre los más elevados del país y este año se deberían afrontar cancelaciones por no menos de 13 mil millones de pesos.

Escenario nacional

La magnitud y las características de ese endeudamiento, no fue igual en todos los distritos. OCIPEX consideró que el manejo más prudente se dio en San Luis, La Pampa, Santiago del Estero y Catamarca. En cambio, Buenos Aires y Córdoba exhibieron un importante deterioro financiero.
En tanto, el principal canal de financiación fue la emisión de bonos tanto en pesos como en dólares. El ranking de endeudamiento a través de esta vía lo lideró cómodamente Buenos Aires, que la amplió en 363.010 millones de pesos (743%), medida al tipo de cambio de septiembre de 2018. La siguieron Córdoba, que incrementó su stock de títulos en 75.167 millones de pesos (1.358%); y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CAPA), 66.045 millones de pesos (448%).
Además, estas mismas tres provincias encabezaron el endeudamiento con organismos internacionales: Córdoba tomó 21.149 millones de pesos (653%); Buenos Aires, 18.071 millones de pesos (309%); y CABA, 16.364 millones de pesos (1.058%). El gran problema en este punto es que “las condiciones de la deuda contraída con organismos no pueden ser renegociadas en caso de estrés de las finanzas públicas provinciales”, remarcó el estudio.
Sin embargo, tal como ocurre a escala nacional, uno de los aspectos más preocupante es el alto grado de exposición de algunas jurisdicciones a los pasivos en dólares y en euros, monedas que escasean en Argentina ante el fuerte desequilibrio de las cuentas externas. “A mayor porcentaje de deuda en moneda extranjera, mayor es la incertidumbre respecto al pago de la misma y mayores los riesgos para las finanzas de esa provincia y, por ende, del país”, advirtió OCIPEX.

Vencimientos

El otro foco de preocupación es el perfil de vencimientos de corto y mediano plazo, tanto de intereses como de capital. Aquí también la situación más comprometida es para Buenos Aires, Córdoba y CABA, con vencimientos en los próximos 10 años por 7.996 millones, 2.812 millones y 1.591 millones de dólares, respectivamente. En la provincia gobernada por María Eugenia Vidal el 74,5% del total de su deuda debe ser abonada entre 2019 y 2023. Para el próximo mandato quedarán, al menos, 7.200 millones de dólares.

Argentina, el país que más se endeudó

En este contexto, resulta necesario mencionar que Argentina aumentó 56% su deuda externa en los últimos tres años y se convirtió en el país con un pasivo más contundente en toda América Latina, según un informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV).
Sobre la base de datos oficiales de la CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe), el informe de la alta casa de estudios explicó que “los más de 30.000 millones de dólares que se tomaron de nueva deuda por año implicó que el crecimiento anual promedio en el periodo 2015-2018 estuviera cerca de cuadruplicar el crecimiento anual promedio del período 2007-2015”.
Dicho informe también sostuvo que “la apertura y desregulación de diciembre de 2015 trajo aparejada una avalancha de dólares financieros que llevó la deuda pública externa a crecer en 98.000 millones de dólares en tres años hasta ubicarse en los 161.000 millones de dólares”.
En términos de deuda pública, los niveles alcanzados representan ya un 77,4% del total del Producto Bruto Interno (PBI), lo que también convierte a la Argentina en el peor país del ranking en la región.
“En cuanto a la deuda pública bruta como porcentaje del PBI, Argentina en el 2015 se encontraba en la tercera posición del ranking regional, con un 52,6%, superada por Brasil (66,5%) y El Salvador (52,8%)”, señaló el informe de la UNDAV. “Con el mega endeudamiento de los años 2016-2018, Argentina en este último año se ubicó primera con el 77,4%, dejando por debajo a Brasil con 72,2%”, concluyó el documento de la universidad bonaerense.

Gobierno de Chubut