En el contexto de necesitar recursos para llegar a la meta oficial del déficit cero, el Estado agudizó su búsqueda de ingresos adicionales. Además de subir hace 10 días la «tasa estadística» de importación (que aportará unos $ 30.000 millones en 2019), en abril se pudo hacer de unos $ 20.000 millones básicamente vía rentas del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) y por ingresos de capital.

De acuerdo a un informe de la Oficina del Presupuesto del Congreso (OPC), que analiza la evolución presupuestaria en base devengado, en abril las rentas de la propiedad se incrementaron un 74,7% en comparación con igual mes del año pasado y llegaron a $ 18.440 millones. Esto se dio «como consecuencia de ingresos provenientes de la liquidación final de Lotería Nacional ($ 2717 millones) y de intereses por depósitos del tesoro en moneda extranjera ($366 millones), rubros que prácticamente no habían registrado ejecución en igual mes del año previo».

No obstante, de los $ 18.440 millones que aportaron las rentas de la propiedad, la gran mayoría, es decir, un 76,4%, corresponde a intereses por depósitos y títulos y valores generados por activos en propiedad del FGS que administra la Anses.

Fuente: El Cronista