La titular de la Oficina Anticorrupción (OA), Laura Alonso, comenzó a ser investigada por haber admitido en el programa de Luis Majul que ese organismo público no se presenta como querellante en las causas judiciales por corrupción que pesan sobre el gobierno de Mauricio Macri. La Justicia ordenó las primeras medidas de prueba para investigar la presunta comisión de los delitos de abuso de poder e incumplimiento de los deberes de funcionario público.