Autoridades municipales recorrieron el predio donde se está instalado el cerco perimetral, y comenzaron los trabajos de logística para iniciar la obra de la pileta en la zona sur. Durante el recorrido, el intendente Carlos Linares estuvo acompañado por el gerente de Asuntos Externos Regional Sur de YPF, Germán Stocker, funcionario del gabinete municipal y directivos de la empresa.
En ese marco, Linares expresó que “este natatorio es un sueño más que se hace realidad, que se vuelve palpable a la gente”, dijo al tiempo que reconoció que “lo cierto, es que en esta ciudad el deporte es prioridad por el impacto que tienen todas las acciones de infraestructura en cada zona”.
“Estamos llegando a todas las barriadas con acciones de contención e inclusión social a través del deporte local, y que queremos que perduren en el tiempo”, opinó y agregó que “en este caso, son 12 meses de trabajo que una vez finalizados, beneficiarán a más de 4 mil personas que por día podrán disfrutar de las instalaciones”.
Respecto de la obra del natatorio, Linares afirmó que se trata de “una deuda que está saldando la empresa YPF con el Municipio de la ciudad; lo hizo en primer lugar con el Gimnasio N°4 en la zona norte y, ahora, con esta pileta que permitirá satisfacer la demanda deportiva y social en zona sur”.
“Vamos a seguir invirtiendo para la comunidad y en políticas deportivas integrales. Es un proyecto de gran envergadura que traerá también soluciones a los obreros de la construcción que tendrán puestos genuinos de trabajo para vivir dignamente con sus familias”, finalizó.