En el transcurso de esta semana, la fiscalía de la localidad de Sarmiento recepcionó tres denuncias, por estafas telefónicas; los estafadores se comunicaron vía telefónica desde un número que comienza con 011 haciéndose pasar por funcionarios de la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES). En este contexto, los sujetos brindan una presunta identidad, número de matrícula y un domicilio en el barrio de Belgrano de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Luego, mediante engaños, logran que la víctima brinde los datos de su número de cuenta y la Clave Bancaria Uniforme (C.B.U), para que finalmente transfiera determinados montos.
En uno de los casos, el damnificado transfirió 35.000 pesos. Asimismo, una mujer fue estafada en 18.600 pesos. Finalmente, otra víctima indico que le sustrajeron 31.000 pesos de su cuenta bancaria.

Recaudos y prevenciones para evitar estafas

Ante los reiterados casos de «estafas» a personas de avanzada edad y en situación de vulnerabilidad, desde el Ministerio Público Fiscal, reiteraron la advertencia sobre los recaudos y prevenciones para evitar ataques a los adultos mayores.
El modus operandi que se caracteriza por ser siempre de la misma forma. Un hombre llama al teléfono fijo de diferentes domicilios, hasta poder dar con personas que generalmente son muy mayores. Luego se inicia una conversación, haciéndose pasar por “nietos o nietas”, funcionarios de un organismo nacional o una entidad bancaria. Si aciertan con el nombre de algún integrante de la familia, comienza la operación.
A la “abuela” le recomiendan que junte el dinero, porque desde el banco informaron que van a cambiar los billetes. Asimismo, agregan que deben entregarlos rápido a la entidad bancaria para obtener la nueva moneda.
Más tarde, los sujetos llegan a las casas de las víctimas y se presentan como «empleados» de un banco que vienen a retirar el dinero, a los fines de que la «abuela» no tenga que trasladarse hasta una sucursal.

Prevenciones

Desde el Ministerio Público Fiscal recuerdan que se debe tener en cuenta algunos puntos que son claves, para intentar contrarrestar el futuro delito.
Los llamados se producen por la mañana, entre las 8 y las 14 horas. Ese es el horario en que los bancos desarrollan sus actividades.
Siempre captan a las víctimas llamando a teléfonos fijos.
En principio solo se van a hacer pasar por “nieto”. Por esta razón, la persona que recibe el llamado NO debe nombrar a ningún familiar directo.
Los bancos NO han dispuesto algún tipo de cambio de moneda, por lo que es falso el llamado para realizar determinada operación. Además, las entidades bancarias NO cuentan con personal que acuda a los domicilios para buscar dinero y realizar algún tipo de cambio.
Es imprescindible que el dinero familiar, lo tenga en sitio resguardado y no bajo la tutela de un adulto mayor. Una persona de avanzada edad, es más vulnerable al engaño por parte de aquellos que cometen los ilícitos.
Si la persona que realiza el llamado insiste en hacerse pasar por un familiar, el adulto mayor debería cortar la comunicación, llamar al familiar más directo y cercano para que se presente en el domicilio.
Tratar de observar y/o detectar la presencia de vehículos que puedan estar haciendo inteligencia en el domicilio donde pretenden ingresar para llevarse los elementos.
Llamar inmediatamente a la policía marcando el 101 o teléfono fijo: 4893005 (Sarmiento) y dar conocimiento al personal de la división policial de investigaciones. También pueden llamar a las oficinas del Ministerio Publico Fiscal, 4898090-4898067

Gobierno de Chubut