El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, aseguró además que dispuso la separación del cargo de estos siete policías y de otros cinco, entre ellos el superintendente que tiene a su cargo la zona donde la colisión del auto en que viajaban las víctimas.
Fuentes de la fuerza informaron a Télam que los principales detenidos son el capitán Rubén Alberto García y el oficial de policía Leonardo Daniel Ecilape, quienes iban a bordo del patrullero que persiguió al Fiat Spazio en el que viajaban los fallecidos Camila López (13), Danilo Sansone (13), Carlos Aníbal Suárez (22) y Gonzalo Domínguez (14).
También fueron detenidos el oficial subinspector José Alfredo Domínguez, los oficiales subayudantes Mariano Ibáñez y Cristian Righero, y los oficiales de policía Manuel Monreal y Juan Gutiérrez, dijeron los informantes.
Todos fueron aprehendidos por personal de la misma fuerza en sus respectivos domicilios de Monte, excepto dos que residen en un pueblo cercano, tras lo cual, los trasladaron a la ciudad de La Plata para su alojamiento en una dependencia a designar.
Las órdenes de aprehensión fueron dispuestas por el fiscal que instruye la causa, Lisandro Damonte, de Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada 1 de Cañuelas, quien posiblemente los indague mañana.
“El fiscal ha considerado prudente proceder rápidamente a la aprehensión para poder hacer las investigaciones y que no haya entorpecimiento o una eventual fuga”, explicó esta tarde a Todo Noticias el procurador general bonaerense, Julio Conte Grand, quien previamente confirmó que uno de los chicos fallecidos presentaba “un orificio de bala en un glúteo”.
“También se ha confirmado que ese orificio se corresponde con un arma de nueve milímetros, compatible con el arma que utiliza la Policía de la provincia de Buenos Aires”, detalló.