Desde el Instituto Superior de Formación Docente 803 de Puerto Madryn dieron cuenta de una situación de aparente recorte presupuestario que habría tenido una consecuencia directa en los salarios de varios profesores, ya que no cobrarían sus haberes en aquellos meses en los que no se encuentren dictando clases dentro de las aulas.
A su vez, desde la entidad advirtieron sobre necesidades en materia de infraestructura y superpoblación dentro del edificio, señalando que hoy día existen cursos que tienen hace un centenar de alumnos.
En este contexto, transmitieron que realizarán una “clase pública” para exponer el escenario que atraviesa la institución, donde hicieron hincapié en la decisión de que no se les siga pagando a los educadores que trabajan solamente un cuatrimestre, “pretendiendo que desarrollen sus tareas de forma gratuita durante el cuatrimestre que no están en el aula”.

Sin docentes en mesas de examen

Se trata de una situación que aparentemente se viene desarrollando desde el año pasado, y que afecta a buena parte de los docentes; en este orden, advirtieron desde el colectivo de educadores que forman parte del ISFD, que “el trabajo docente se realiza tanto dentro como fuera de las aulas”, donde algunas de las tareas tienen que ver con la preparación de clases y proyectos, además de las tutorías en los casos de alumnos que no aprueban las materias de un cuatrimestre determinado; en concreto, la problemática se ve expuesta al momento de realizar las mesas de examen, ya que “no hay profesores”, según trascendió desde el ámbito del Instituto, y lo que se evalúa es si aquellos docentes que concurran a tomar exámenes fuera de los tiempos de la cursada, deberían cobrar el cuatrimestre entero en algunos casos.

Clases “superpobladas”

Consecuentemente, docentes y estudiantes del ISFD 803 realizarán una clase pública “ante el recorte ejecutado por el Ministerio de Educación de Chubut, que dejó sin sueldo a profesores que dictan materias cuatrimestrales, durante el período en que no están frente a estudiantes”, según consignaron, agregando que “a esa situación, se suman las condiciones edilicias inadecuadas y el hacinamiento como producto de cursos superpoblado de hasta cien estudiantes”.
Una de las profesoras que dicta clases en el establecimiento comentó que “pensamos en una clase pública para mostrar todo lo que está sucediendo puertas adentro del Ministerio y de un instituto de educación superior”, agregando que “queremos abrir los claustros para que la población se entere y porque entendemos que la educación no se puede circunscribir al aula”.

Trabajo “dentro y fuera del aula”

De acuerdo a lo relatado desde el colectivo de docentes del ISFD, “el conflicto se originó el año pasado, cuando el Ministerio de Educación provincial dejó de pagar a docentes que dictan clase durante un cuatrimestre, pretendiendo que los trabajadores de la educación desarrollen sus tareas de forma gratuita durante el cuatrimestre que no están en el aula”.
Los profesores de educación superior “respondieron elevando notas al Ministerio y explicando que su trabajo se desarrolla tanto dentro como fuera del aula”, como en los casos de “tomar exámenes, dar tutorías, integrar comisiones evaluadoras de pares, diseñar proyectos especiales”, las cuales “son todas tareas que se desarrollan cuando no se está dictando clases”.

“Estudiantes hicieron suyo el reclamo”

Además, plantearon que “se pretende apuntar a elevar la calidad educativa, asistir a capacitaciones, la mayoría de las veces aranceladas, buscar bibliografía actualizada para la próxima cursada, desarrollar proyectos de investigación, entre las ocupaciones más conocidas.
La clase pública en motivo de reclamo se realizará este sábado 18 de mayo a las 11 horas, en la intersección de las calles Moreno y 25 de Mayo, a pocos metros del edificio del ISFD, y contará “con el apoyo de los estudiantes que hicieron suyo el reclamo, porque una cursada de bajo nivel, con docentes que no están suficientemente preparados, indudablemente repercutirá sobre ellos”.
Finalmente, la agrupación de docentes se preguntó, durante una asamblea reciente, “cómo avanzaremos en la carrera si los docentes no toman mesas de exámenes” y “qué haremos si nos va mal en una materia y no hay un docente-tutor que nos ayude a volver a prepararla”.

Municipalidad de Puerto Madryn