La Casa Rosada se prepara para sufrir otro domingo electoral complicado, con previsibles derrotas en las elecciones a gobernador de San Juan y Misiones, aunque en Cambiemos esperan cortar la racha de derrotas en las legislativas de Corrientes, que podría ser el primer triunfo del año para el Gobierno. Será la décima derrota de la Casa Rosada en el año, aunque en rigor el apoyo nacional a Orrego fue casi nulo. El propio candidato se despegó cuanto pudo de Mauricio Macri.