Y siguiendo con el negocio que representan las elecciones para algunos, dicen que el candidato a Gobernador por el PJ, Carlos Linares habría repartido personalmente y como deux manda, el dinero de campaña en Madryn y Trelew, pero en las estructuras partidarias poco se sabe de la guita. Tanto en el Golfo como en la Ciudad de Luis habría derramado más de 3 palos por ciudad. Los filosos que nunca faltan afirman que en la primera, el garrapiñero tendría plumas, y que en el valle usaría estola. ¿Podrá ser tan así?