A pocos días que la Convención Nacional de la UCR en la que el radicalismo definirá su postura sobre las postulaciones de cara a las próximas elecciones, desde el PRO cierran filas e intentan marcar la cancha y, en cada oportunidad que pueden, salen a ratificar que los planes no se cambian: Mauricio Macri candidato a presidente y María Eugenia Vidal, a gobernadora bonaerense. Si bien el PRO podría aceptar «ampliar» la coalición Cambiemos, tal como propone un sector de la UCR, se mantienen firmes en la postura de las candidaturas y no admite «Plan V» o que Macri se mida en internas contra otros dirigentes. Los radicales cada vez más disconformes con su rol ´acompañante´ en una alianza donde no tienen ni voz ni voto.