Mediante el análisis de los sectores productivos y de servicios, el Gobierno estimó que el quinto paro general llevado adelante por la CGT provocará una pérdida global a la economía de 40.507 millones de pesos, lo que representa un 0,22% del PBI anual.
Para realizar el cálculo, en el Gobierno tomaron como base el peso de cada uno de los 16 sectores en la economía doméstica. La industria es el rubro con más ponderación con un 15,3% y consecuentemente es el más afectado por el cese de actividades con un perjuicio estimado en 8.167 millones de pesos.
Siguiendo con el peso en la economía, el sector de comercio implica un 15,1% de la actividad económica, por lo que el paro conlleva una pérdida de 6.935 millones de pesos. El tercer rubro es el de la actividad inmobiliaria con una ponderación del 12,1% un lucro cesante de 4.857 millones de pesos.
Hay que tener en cuenta que las estimaciones oficiales están hechas con el supuesto de un 100% de inactividad. Por otra parte, hay muchas empresas que ante el paro prefieren aplicar un cronograma de contingencia para evitar que la medida de fuerza genere un perjuicio mayor.
La administración pública es el cuarto sector en tamaño económico y el paro de actividades implica una pérdida de 2.892 millones. Le sigue la agricultura con un 7% de ponderación aunque en este caso no hay pérdida porque el sector no adhiere al paro convocado por la CGT.
Por su parte, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), estimó que, por el paro, industrias y comercios de todo el país perdieron ventas por $20.125 millones, pero que el 55,2% se pueden recuperar.
Por último, la institución destacó que, en promedio, el 89,5% de los comercios del país abrió y que los rubros que venden productos perecederos sintieron mucho los faltantes de mercadería, ya que los distribuidores en muchos casos no aparecieron.