Actualmente en los tribunales provinciales circulan varias causas judiciales en las que se investigan presuntos actos de asociación ilícita y delitos contra la Administración Pública. Una de ellas es la denominada “Embrujo”, la cual es una de las más avanzadas y, de hecho, el próximo lunes 20 sería la audiencia de la Cámara del Crimen de Trelew para resolver los pedidos de suspensión de juicio a prueba.
Al respecto de esta solicitud, vale recordar que desde el Ministerio Público Fiscal se opusieron a la medida, mientras que los defensores apelaron esta resolución. Como consecuencia de esto, la Cámara de Trelew se tuvo que integrar también con un miembro de la localidad de Puerto Madryn y está previsto para que el lunes próximo el tribunal escuche la posición de ambas partes. Luego de que la Cámara resuelva esta cuestión se verá como continúa la causa judicial, según la resolución a la que se llegue. Al respecto, el procurador general de Chubut, Jorge Miquelarena, mantuvo una entrevista con El Diario sobre la actualidad de la causa “Embrujo”, y afirmó que la expectativa del Ministerio Público Fiscal es que “prontamente se haga el debate oral y público”.
Sobre la causa de la emergencia climática, el jefe de los fiscales de la Provincia recordó que los fiscales Omar Rodríguez y Alex Williams ya están trabajando en la redacción de la pieza de acusación para luego tener la audiencia preliminar y el juicio. En tanto, la causa denominada “Revelación” ya cuenta también con avances considerables, teniendo en cuenta que los fiscales Marcos Nápoli e Héctor Iturrioz también están trabajando en la redacción de la pieza de acusación, que sería presentada en breve.
También hay otras causas que son investigadas desde la Unidad Anticorrupción del Ministerio Público Fiscal que no son tan voluminosas como las tres mencionadas anteriormente. Éstas están vinculadas más que nada a cuestiones de enriquecimiento ilícito, incompatibilidad en las funciones, entre otros temas.

“Vino para quedarse”

Sobre la dotación de personal para la entidad en cuestión, Miquelarena remarcó que están a la espera de que se resuelva una solicitud elaborada por Omar Rodríguez, fiscal jefe de la Unidad Anticorrupción, en la que se establecieron los detalles sobre las exigencias en lo que tiene que ver con recurso humano y materiales. Esto sería para optimizar las funciones de la oficina, teniendo en cuenta que la misma, según el procurador general de Chubut, “vino para quedarse, por lo que hay que dotarla de todo lo que sea necesario”.
Al ser consultado sobre la posibilidad de sumar nuevos fiscales, sostuvo que “la idea es que como fijos haya, al menos, tres o cuatro fiscales y la misma cantidad de funcionarios, además de todos auxiliares (contadores, peritos, etcétera). También van a tener alguna suerte de ‘fiscales satélites’ en las distintas jurisdicciones que se encargarán, siempre bajo la jefatura de esta oficina especial, de llevar adelante investigaciones”.

Llamado a concurso

En términos presupuestarios, Miquelarena recordó que el lunes próximo vence la inscripción de un llamado a concurso que hizo el Consejo de la Magistratura, en el que hay fiscales que fueron autorizados por la Legislatura Provincial para fortalecer al Ministerio Público Fiscal. “Hay varios fiscales que están llamados a concurso y esperemos que se presente mucha gente para poder cubrir esos cargos”, consideró el procurador general de Chubut.

Creación de una nueva figura

En este sentido, también afirmó que en el transcurso de esta semana se realizó una reunión con la comisión de asuntos constitucionales de la Legislatura Provincial en la que se planteó la posibilidad de modificar la ley orgánica del Ministerio Público Fiscal. Entre otras cosas, se precisó que actualmente hay 36 fiscales en todo el territorio provincial, quienes son los que se tienen que ocupar de las investigaciones y también de ir a todos los juicios. En contrapartida, hay 69 funcionarios que no están facultados para ir a juicio. “Esto es un disparate, porque no hay forma de cumplir con todas las exigencias con 36 fiscales. Lo que pretendemos es la creación de una figura intermedia que se va a llamar, si nos aprueban el proyecto, ‘procurador de fiscalía’ y van a ser aquellos funcionarios de fiscalía que tengan por lo menos dos años de antigüedad que, previo paso por el Consejo de Fiscales, van a estar autorizados a ir a los debates de baja lesividad, que son aquellos en los que el fiscal pide una pena menor a los tres años”.
Con esto último se busca descomprimir las labores de los fiscales generales de Chubut, para que éstos puedan prestar una mayor dedicación a los debates más graves o de mayor envergadura.

Gobierno de Chubut