En una movida que le atribuyen a Marcos Peña, desde el miércoles la Casa Rosada habría buscado instalar la posibilidad de una fórmula presidencial con Mauricio Macri y María Eugenia Vidal como vice, un esquema que fue rechazado de plano desde la provincia. «Es un disparate total», dijo un ministro bonaerense. «A la Gobernadora no le hace gracia que se especule con fórmulas imposibles». «Lo único que falta es que la propongan como candidata a intendenta de La Matanza», estampó.