Nuevos hechos asociados al vandalismo o a presuntos “ajustes de cuentas” mantienen en vilo a parte de la comunidad de Puerto Madryn, luego de que se conociera, días atrás, que una serie de vehículos fueron incendiados de manera intencional.
La situación se retrotrae a unos cinco meses hacia el pasado, donde la sumatoria de autos y camionetas reducidos a chatarra por efecto de las llamas supera la veintena; concretamente, con los últimos episodios ocurridos en distintos sectores de la ciudad, la cifra se ubicó en 22 vehículos prendidos fuego en tan sólo cinco meses, superando incluso el total de autos siniestrados por este motivo para todo el año 2018.
Los investigadores intentan determinar si existe algún vínculo entre los hechos, o bien si se trata de ataques esporádicos, teniendo en cuenta los sectores donde ocurrieron dichos actos y los damnificados.
Tan sólo un pequeño porcentaje de los vehículos que se incendiaron sufrieron desperfectos técnicos, mientras que en la mayoría de los casos, tanto los autores como las causas son “desconocidos” y, en otros, pudo corroborarse la presencia de combustible y artefactos del estilo “bomba molotov”, utilizados para provocar daños en los rodados.

Intencionales

A su vez, desde el Cuerpo Activo de Bomberos Voluntarios local manifestaron su preocupación por la cifra de siniestros ígneos en vehículos, que terminó por incrementar las estadísticas que elaboran desde el Cuartel.
En declaraciones recientes, el subcomandante del Cuerpo, Pablo García, señaló que en algunos casos se registraron fallas mecánicas, pero que en otros desconocen el motivo; todo indicaría que la mayoría de los casos, por su frecuencia en un plazo de tiempo determinado, estarían ligados a incendios intencionales.
Además, la mayoría de los siniestros ígneos en vehículos se registró hacia el norte de la ciudad y en horario nocturno; uno de los últimos episodios tuvo como damnificada a la madre de una joven que denunció por violencia de género a su ex pareja, un trabajador judicial exonerado de su cargo y luego condenado. Días después de la sentencia, el vehículo fue prendido fuego en la puerta de la casa de su propietaria.
García advirtió que “Los datos son alarmantes” y que se está “muy cerca del promedio de incendios de rodados” de 2018, teniendo en cuenta que todavía no se ha llegado a la mitad del año.

Destrucción total

Uno de los últimos hechos ocurrió en las inmediaciones de San Juan y Rivadavia, donde un Volkswagen Gol, propiedad de “C. D. Q.” fue reducido a chatarra por efecto de las llamas, luego de lo cual se corroboró la “destrucción total” del vehículo.
Días atrás, en José María Rey y Leandro N. Alem, otro vehículo fue destruido por el fuego, así como también se registró otro caso, casi en simultáneo, ocurrido sobre la avenida Patricias Argentinas.
De este modo, otras zonas de la ciudad tampoco estuvieron exentas de este tipo de episodios, como el barrio Pujol 2, donde un auto también fue prendido fuego en las inmediaciones de las calles Chile y Lago Puelo.
En uno de los casos, inclusive, dos vehículos (un Volkswagen New Beetle y un Citroën C3 Picasso) fueron incendiados al mismo tiempo por sujetos que no pudieron ser identificados.
Si bien hasta el momento no ha trascendido que se trate de una banda de “pirómanos”, hasta el momento los hechos son considerados como “aislados” el uno del otro; sin embargo, la reiteración de los mismos encendió las alarmas de la Policía, que avanza en tratar de determinar conexiones entre cada uno de los hechos.

Municipalidad de Puerto Madryn