Luego de que varias entidades, entre ellas la Cámara Madrynense de Empresas y Emprendedores de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (CAMEETIC), gestionaran la eventual adhesión de Puerto Madryn a la Ley 25.922 de Promoción de la Industria del Software, la misma finalmente fue vetada por el Gobierno Provincial, luego de que, desde la Dirección General de Rentas, se advirtiera que “vulnera el Consenso Fiscal aprobado por la Provincia a través de la Ley XXIV 79, respecto del otorgamiento de tratamientos diferenciales basados en el lugar de radicación o la ubicación del establecimiento del contribuyente, al establecer el Artículo 4 de la Ley de adhesión, una exención en el impuesto sobre los Ingresos Brutos (II.BB.) para emprendedores y empresas locales”.
Se trata de un incentivo que planteaba la normativa, el cual habría beneficiado a desarrolladores de la zona, atentos a un segmento que “desde 2017 viene generando récords en importaciones”.

Sin adhesión

Al respecto, la secretaria de la CAMEETIC, Claudia González, recordó que “estuvimos trabajando desde el mes de septiembre en relación a la Ley de Software nacional” y que “hace dos semanas se sancionó la misma, lo que implica que las empresas de toda nuestra provincia podrían llegar a verse beneficiadas, principalmente para los que exportan software”.
Anteriormente al veto, Chubut había sido la provincia número once en haber adherido a la misma, “la cual fue sancionada hace más de diez años”, precisó.

Trabajar para el exterior

“Hay tres universidades en nuestra ciudad, que es una cifra no menor, las cuales están preparando informáticos, muchos de los cuales salen como desarrolladores de software y trabajan para el exterior y ni siquiera pasan por una empresa nacional”, señaló González, remarcando que “todos, no obstante, están dejando algún vuelco en nuestra ciudad, en nuestro país; de conocimiento, de impuestos, de lo que sea, por eso lo importante es hacerlos visibles y tenerlos juntos”.

Una industria en pleno auge

La ley en sí misma “exige ciertas cuestiones de normalización, como implementaciones de ‘ISOs’, pero para el caso provincial, está enfocada en los emprendedores, por eso es que la negociación venía por los impuestos provinciales y municipales, es decir, Ingresos Brutos”, explicó la secretaria de la Cámara, desde la cual a su vez se encontraban, previamente al veto, articulando gestiones con la Secretaría de Ciencia y Tecnología provincial, de cara a “un plan estratégico que apoye el desarrollo de esta industria, que se caracteriza por ser una industria limpia y que, desde 2017, viene generando récords en exportaciones; las bases están acá, está el conocimiento y está la conectividad, lo que falta es juntar a las personas y hacerlas visibles”.

Exenciones impositivas

Concretamente, la Ley 25.922, en la adhesión provincial, indica que “toda persona, humana o jurídica que adhiera al régimen que establece la Ley Nacional y se encuentre comprendido en los beneficios establecidos en la misma, estarán exentos del pago del impuesto sobre los Ingresos Brutos”, agregando que “estarán también exentos de pago del impuesto de sellos en aquellos actos jurídicos relacionados con cada una de las actividades a que hace referencia el Artículo 4”.
Este último establece que “extiéndase los beneficios establecidos en el artículo anterior a aquellos emprendedores y empresas locales con inicio de actividad menor a 7 años y que debido al corto período de madurez de su negocio, aún no hayan podido cumplir con los requisitos que establece la Ley Nacional 25.922”.
En este sentido, la norma señala que no podrán ser beneficiarios de lo dispuesto en la Ley “los sujetos deudores bajo otros regímenes de promoción cuando el incumplimiento de sus obligaciones se hubiere determinado con sentencia firme” y “los sujetos que al tiempo de la presentación para acogerse al presente régimen tuvieran deudas impagas exigibles en la Provincia del Chubut”.

Municipalidad de Puerto Madryn