Un grupo de ex trabajadores de Alpesca se presentó en las inmediaciones del Juzgado Civil y Comercial de Puerto Madryn, para interiorizarse respecto del avance de la causa por la expropiación de la empresa, la cual es llevada adelante por la jueza María Laura Eroles.
Sin embargo, los marineros, acompañados por autoridades locales del SOMU, no fueron recibidos y les comentaron que, al no formar parte de la causa, la magistrada no podía recibirlos para precisarles detalles relativos a la misma.
Consecuentemente, adelantaron que “vamos seguir viniendo, no queremos incomodar a la jueza, pero venimos como trabajadores independientes y queremos saber en qué estado sigue la causa, es algo que se está trabando y son muchos puestos de trabajo para Puerto Madryn”, a la vez que remarcaron que “venimos, también, en representación de 160 ex trabajadores de Alpesca”.
Este miércoles, sobre las diez de la mañana, tendría lugar una movilización de varios gremios que nuclean a los ex trabajadores, los cuales se dirigirán hacia el mismo juzgado para ser recibidos por la jueza.

Causa “frenada”

En diálogo con El Diario, el vocero del grupo de trabajadores, José Fabro, comentó que “no nos pudieron atender, nos refirieron al Superior Tribunal de Justicia en Rawson” y advirtió que “nos dicen que, al no ser parte de la causa, no nos pueden dar información; pero nosotros venimos como trabajadores por parte de la ex Alpesca, de manera independiente, y queremos saber por qué está frenada la causa, el dictamen de la jueza es algo que está demorando muchos puestos de trabajo”.
Al mismo tiempo, manifestó que “vamos a insistir, vamos a venir el miércoles, jueves y viernes para ver si nos atiende; al menos, para que nos explique cómo sigue la expropiación”.

“Son 35 empleos por cada barco”

El hecho de que esta última cuestión todavía no se resuelva “es algo que está trabando todos los barcos, los siete de Alpesca”, explicó el marinero, agregando con respecto al Promarsa III que “los trabajos en dique en Necochea están avanzados y en poco tiempo va a estar listo; pero hasta que no se resuelva (justifique) la inactividad del mismo, no puede salir a pescar”.
Además, remarcó que “lo importante es que si se resuelve el tema de la expropiación, ya se liberarían los cuatro barcos que están hundidos; la empresa (por Red Chamber) ya podría traer barcos para reemplazar los permisos, y son 35 puestos de trabajo por cada uno”.

Más de 100 trabajadores a la espera

Mientras tanto, “nosotros ya somos parte de Red Chamber, con lo último que se firmó en noviembre del año pasado en Madryn ya somos parte de la empresa; el tema es que hablamos por nosotros y por los 160 compañeros que también están esperando la resolución; más los compañeros de la estiba”, precisó, subrayando que “esto es lo que venimos repitiendo hace cinco años: un barco funcionando son muchos puestos de trabajo en tierra”.
A su vez, Fabro contó que “lo que nos habían comunicado de manera informal en una reunión que tuvimos hace tres años con la jueza por el tema este, es que había una cuestión penal, respecto de que hasta que no se resolviera la venta de Alpesca, no se sabía quién era el dueño; esto se solucionó hace unos ocho meses, ya se sabe que fue una venta fraudulenta y que el dueño es el ‘Cura’ Segundo, pero el tema de la expropiación sigue frenado”.

Sin garantías

Por ende, continuó el marinero, “vinimos a averiguar cuál es el motivo que frena esta decisión”, agregando que “la idea es venir todos los días; no queremos incomodar a la jueza, simplemente buscamos respuestas y que nos digan si la causa está avanzando, si falta esto o aquello, pero es una situación angustiante; estábamos todos contentos hace dos meses cuando el Promarsa se fue a dique, pero el problema de raíz no se resuelve”.
Sobre este punto, planteó que “hasta que no se resuelva, la empresa tampoco tiene garantías, porque sigue alquilando barcos al gobierno y no es propietaria de los mismos”.
En otro orden, Fabro expresó: “No entiendo el hecho de que tanto hablan de las inversiones en el país, y viene una empresa e invierte plata, algo que se puede ver hoy en la planta, y que le pongan tantas trabas en vez de solucionar los problemas. Al fin y al cabo, estos son puestos de trabajo para Puerto Madryn, una ciudad en la que faltan muchísimo. Pero se sigue trabando la cuestión”.

Municipalidad de Puerto Madryn