En los últimos años, América Latina, y Argentina puntualmente, ha tenido un crecimiento destacado en el uso de las energías renovables, en el marco de una gran preocupación por la necesidad de encontrar alternativas para el abastecimiento energético y también para aprovechar la ubicación privilegiada que tiene el continente en el planeta, respecto a esta temática.
La posibilidad de dejar de depender de fuentes de energía no renovables como el petróleo, el carbón o el gas natural se presenta como una gran oportunidad de reducir costos energéticos para los países de la región. Además, la apuesta redunda en un mayor cuidado del medioambiente.
En este marco, Argentina es uno de los países en la región con más camino por avanzar, y que cuenta en la actualidad con 135 proyectos de energías renovables entre aquellos que ya han ingresado en operación comercial y los que están en plena construcción, que representan 4.776 MW de potencia instalada, con una inversión estimada cercana a los 7.200 millones de dólares en plena ejecución. Cabe aclarar que gran cantidad de estas iniciativas se encuentran emplazadas dentro del territorio de Chubut, de los cuales la mayoría corresponden a proyectos eólicos.
Según datos oficiales, desde 2016 hay 39 nuevas centrales de energías renovables en operación comercial por una potencia total de 1.106 MW y una inversión estimada de 1.676 millones de dólares, que generan energía eléctrica para abastecer a 900.000 mil hogares. En tanto que el país ya va por la cuarta ronda de convocatorias a proyectos en el marco de su programa Renovar, creado en 2016 y destinado a promover el uso de energías renovables.

Energía fotovoltaica

El programa impulsado por el Gobierno Nacional ya financió una decena de proyectos de energía fotovoltaica, entre ellos dos parques solares en la provincia de San Luis. Se espera que Argentina continúe incrementando el peso de la energía solar fotovoltaica en los próximos años, ya que por ley definió que el 20% de su energía deberá ser renovable en 2025. Con este objetivo, y sumando además el uso de energía eólica, la Argentina cuenta con el respaldo de la CAF, banco de desarrollo de América Latina, y el BICE.
Por ejemplo en el proyecto Planta Solar Cafayate, desarrollado por Canadian Solar Inc. en la Provincia de Salta, Argentina, el que fue reconocido por la revista especializada Power Finance & Risk, como el negocio del año bajo la modalidad Project Finance en Latinoamérica. La iniciativa contribuye a la mitigación del cambio climático al fomentar el uso de fuentes de energía renovables y favorece una mayor diversificación de la matriz energética en el país, según reseñó el organismo de crédito en un comunicado.

135 proyectos en todo el país

En este contexto, Gonzalo de Castro, Director Senior del banco de desarrollo de América Latina (CAF), analizó el potencial de energía limpia de la región. El primer aspecto positivo, según señaló De Castro, es que tanto la situación económica mundial como la de América Latina están mejorando.
El contexto económico es importante porque la revolución de energía limpia de América Latina será pagada por una mezcla de gobiernos regionales, empresas e inversionistas internacionales, y es más factible encontrar ese efectivo cuando el crecimiento es sólido.
Mientras tanto, el crecimiento económico de América Latina está impulsando un aumento en la demanda de energía que CAF estima que aumentará un 79% entre 2017 y 2030.
El potencial de energía solar de América Latina es de 54,050 teravatios por año (TWh / año). Eso es energía suficiente para satisfacer la demanda eléctrica anual actual de América Latina 36 veces más.
Las nuevas tecnologías renovables (eólica, solar y geotérmica), constituyen el 8% de la matriz eléctrica en América Latina en comparación con la cifra global del 6%.

Todas las condiciones

Vale recordar que en las últimas semanas el subsecretario de Energías Renovables y Eficiencia Energética de la Nación, Sebastián Kind, junto al gobernador de San Juan, Sergio Uñac, y el presidente de Jinko Power International, Charles Baide, inauguraron el parque solar fotovoltaico Iglesia û Estancia Guañizuil en la localidad de Las Flores, provincia de San Juan.
Un comunicado oficial resaltó que la inversión de 104 millones de dólares, es uno de los proyectos de tecnología solar más grandes que actualmente está funcionando en Argentina. En la provincia de San Juan se llevan adelante otros siete proyectos de energías renovables, que sumarán un total de 130 MW de potencia instalada, y que representan inversiones por más de 130 millones de dólares.

Gobierno de Chubut