A poco menos de una semana de que se conociera el fallo por la denuncia realizada a un ex funcionario de la Oficina Judicial de Puerto Madryn, el vehículo de la madre de la víctima fue incendiado, en un confuso episodio ocurrido durante la madrugada del lunes.
Luego de varias dilaciones, la causa había llegado a su fin días atrás, cuando el juez de Sarmiento, Jorge Novarino, condenó a Bruno Zunino a la pena de seis meses de prisión de ejecución condicional, en el marco de un juicio abreviado.
El mismo día, una carta publicada por la víctima, “M. V. C.”, dio cuenta del derrotero que la joven había sufrido a lo largo de los años, durante los cuales mantuvo una relación sentimental con el acusado.
Ahora, la Justicia y la Policía investigan el hecho ocurrido en las inmediaciones de la vivienda de su madre, luego de que uno o más desconocidos prendieran fuego su vehículo, el cual sufrió daños totales.
Por su parte, la víctima relató los maltratos sufridos por su ex la semana pasada, luego de que se conociera la sentencia y a través de una carta compartida en las redes sociales; a través de la misma, contó cómo el muchacho le había pedido que abandonara sus estudios y cómo una de sus amigas no dudó en advertirle a su madre la situación que estaba atravesando.

Sospechoso incidente

El episodio tuvo lugar sobre las 5:25 horas de este lunes, en las inmediaciones del barrio Luz y Fuerza, sobre la avenida Guillermo Rawson; allí, un vehículo Volkswagen Golf, perteneciente a la madre de la víctima, “A. M. O.”, de 58 años, quedó completamente destruido por las llamas.
La mujer denunció que “entre las 5:04 y las 5:15 horas, en circunstancias en que había dejado su auto estacionado sobre la entrada vehicular, repentinamente escuchó ruidos provenientes del exterior”, según indicaron fuentes policiales.
“Observó ‘todo de color naranja’, constatando que uno o más sujetos desconocidos habían provocado el incendio de su automóvil, el cual se encontraba asegurado contra todo riesgo; intervino en el hecho el cuerpo de Bomberos Voluntarios y la Policía Científica”.
A su vez, los investigadores se encuentran relevando el registro de cámaras de la zona para determinar la identidad del autor o los autores del siniestro, que tuvo como damnificada a la madre de quien denunciara a su ex por violencia de género, a menos de una semana de conocido el fallo de la Justicia.

El relato del calvario

En otro orden, días atrás, la víctima de los maltratos de quien fuera su novio se expresó a través de una carta publicada en las redes sociales, en la que relató el calvario que atravesó hasta que se decidió a denunciar a su pareja: “Antes de esto era una chica normal, había terminado el CBC en la UBA y vivía en Buenos Aires, me juntaba con mis amigas, era muy familiera y cuando empecé con él me empecé a distanciar de todos. Cuando volvía de estudiar iba directamente a la casa de él; si iba mucho a lo de mi mamá había problemas, si salía con amigas era un problema, si iba con él al boliche y me encontraba con mis amigas y estaba un rato con ellas, también era un problema. Me convertí en una persona totalmente opuesta a lo que era. No hacía lo que yo quería, hacía cosas que yo no quería hacer pero todo para evitar problemas”, describió.

Denunciar y buscar apoyo

La joven relató su novio le había pedido que abandonara los estudios: “Yo nunca los dejé pero sí fue un pedido de él, me dijo que si yo quería seguir con la relación que tenía que abandonar los estudios, pero me opuse”, sostuvo.
“Es muy importante si uno no puede hacer la denuncia por una misma, poder contarlo a una amiga, a un hermano, a algún familiar y que esa persona te anime y haga lo que en mi caso hizo un amiga, que yo siento me salvó. Ella fue y se lo dijo a mi mamá, le dijo ‘B. le está pegando a Victoria’, y no le importó si yo me iba a enojar con ella o no”, añadió la víctima.