El junio se concretará un nuevo aumento de los combustibles, confirmó Gabriel Bornoroni, presidente de FECAC (Federación de Expendedores de Combustibles y Afines del Centro de la República).
«En junio aumentaría la carga impositiva, que sería de un 11,8%, que si lo pasamos a pesos sería $1 para las naftas y $0,72 para diésel. En porcentaje, sería un 2,3% para las naftas y 1,72% para el diesel», explicó a Radio Nihuil.
Sin embargo, aclaró que «esto es por ley por una cuestión impositiva, pero hay que ver si la petrolera, por el dólar, el petróleo y los biocombustibles, decide acoplarse y aumentar alguna parte del defasaje que tiene, que dicen estaría entre el 12 y 15 %. Evidentemente no van a aumentar ese porcentaje, pero seguramente que trasladen a los precios una parte de ese porcentaje».
El aumento de los combustibles estaría entre el 2,5 y 3%, aunque quedará a lo que resuelva cada petrolera. Bornoroni explicó que este aumento estaba previsto por las cargas impositivas, que por ley se actualizan cada tres meses.