El informe sobre el Índice de Precios al Consumidor (IPC) elaborado por el Instituto de Estadísticas y Censos (INDEC), y publicado este miércoles, revela que la inflación fue del 3,4%, en tanto que en Patagonia fue del 3,5%, superando una vez más la media nacional. “Alimentos y bebidas” fue el rubro que más aumentó en Patagonia, a diferencia de lo que ocurrió en otras regiones. De acuerdo a los datos publicados, se puede inferir que una familia patagónica, invierte 65,1% más que hace un año para comer, en tanto que el transporte aumentó 72,1% respecto del mismo período del año anterior. A nivel nacional el rubro que más aumentó en el mes de abril, fue “Prendas de vestir y calzado”, con un 6,2%.
Con estos resultados, se cumplen los pronósticos más optimistas del Gobierno nacional, con una desaceleración que se produce en un momento de alta recesión y sin impacto de tarifas, y aun así, acumula 15,6% en el primer cuatrimestre del año.

Los datos

Los bienes tuvieron una variación de 3,8%, mientras que los servicios tuvieron una variación de 2,9% con respecto al mes anterior. Además, respecto al mes anterior los productos que más subieron a nivel nacional fueron «Prendas de vestir y calzado» con un alza de 6,2%; mientras que los que menos subieron (1%) fueron las Bebidas alcohólicas y el tabaco -que hoy aumentó 5%-.
La cifra se ubicó por debajo del Relevamiento de Expectativas del Mercado, que realizó el Central a finales del mes pasado, en la que los agentes del sector financiero calcularon que en abril el Índice de Precios al Consumidor (IPC) se ubicaría cerca del 4%.
Abril presentó un comportamiento homogéneo de inflación entre regiones (0.5 p.p. entre extremos).
El índice de abril es bastante inferior al de marzo (4,7%) y está por debajo del de febrero (3,8%), aunque todavía supera al de enero (2,9%).
Pese al retroceso en la inflación mensual, desde el 4,7% de marzo, en el acumulado anual llega a un nuevo máximo en la administración de Cambiemos, de 55,8% en doce meses, la tasa más alta desde enero de 1992 (77% anual).

Clic para Ampliar

El impacto

El dato difundido por el Indec acompañó los pronósticos del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, quien aseguró que la inflación de abril arrojaría un número menor en relación al 4,7% que se registró en marzo. De todas maneras el gobierno jamás pudo bajar del 2% la suba de precios desde el inicio de 2018.
En conferencia de prensa, el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, destacó que «la tasa de interés real fue positiva y le ganó a la inflación, eso debería ser la norma y no la excepción».
«Es muy importante que el ahorrista le gane a la inflación si tiene sus ahorros en pesos», agregó el titular de la entidad monetaria.
A mediados de abril, el Gobierno lanzó una serie de medidas tendientes a alentar el consumo, como créditos para beneficiarios de planes sociales y jubilados, y para contener la inflación, como el programa de Precios Esenciales y el congelamiento de tarifas de electricidad, gas y transporte.

Los pronósticos

A finales de abril último, el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) que realiza el Banco Central arrojó en promedio los analistas estimaban que el índice de precios subiría en abril el 4%. No obstante, como en todo promedio, hay consultoras que la calcularon por sobre esa cifra, y otros por debajo.
Entre los que apostaban a una variación menor se encuentra Ecolatina. Esta consultora, que el año pasado fue galardonada, por la organización económica mundial por Economics Consensus, como la consultora más precisa en calcular la inflación. Al respecto, había calculado que la inflación minorista se ubicaría en 3,7%, acumulando 15% en el primer cuatrimestre del año.
En una posición intermedia, el Estudio Ferreres calculaba que la inflación del mes pasado sería de 4,1% por el alza fundamentalmente en alimentos y bebidas. Según el economista Fausto Spotorno de esta consultora, “en alimentos, la fuerte suba se dio en la última semana de marzo y en la primera de abril. En esas dos semanas la inflación fue del 3%”, y anticipaba que en las últimas semanas de abril “prácticamente no hubo inflación en alimentos”. En esta línea también se ubicó la consultora Elypsis con un aumento del 4% para abril.
Este miércoles y con los datos oficiales en la mano, Damián Di Pace, analista económico y consultor, indicó que en el primer tramo de 2019 «fue complicando el panorama todo lo que ha sido el aumento de precios regulados, que sigue impactando en los costos de la industria y comercio, más que en los hogares. También estamos en un contexto inflacionario producto de la última suba del dólar -14% entre marzo y abril-, que se trasladó a los precios. Y fue cayendo la demanda de dinero generando más velocidad de la circulación del dinero».
«Con una inflación de más de 3% en abril hay que tener en cuenta tres datos preocupantes. Uno, que en el cuatrimestre promedió 3,7% mensual, muy por encima del 2% mensual previsto por el Gobierno a esta altura del año. Dos, que supera el 55% interanual, la más alta en 27 años. Y el tercero, que por eso se gatillaría el ajuste por balance para el pago de Ganancias de las empresas, que contempla ese límite de inflación, lo que generaría un impacto muy fuerte en la recaudación», dijo Di Pace en declaraciones a Infobae.
«La dinámica del nivel de precios del mes de abril se vio explicada fundamentalmente por los alimentos y bebidas, que registraron una variación de 2,5% explicada por los aumentos en carnes y productos lácteos», indicó la consultora Orlando Ferreres & Asociados.
Nicolás Trotta, rector de la UMET (Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo), enfatizó que «todos los rubros subieron por encima del 2,5%, lo cual muestra que la inflación viene siendo generalizada en la gran mayoría de los productos de la canasta de los trabajadores».
“Incluso en el escenario en el que las presiones cambiarias logren ser domadas por el BCRA, no esperamos que se observe durante los próximos meses una significativa desaceleración de la inflación”, señaló un estudio de Ecolatina, debido a que “por el momento no se percibe la existencia de un plan integral que logre coordinar expectativas”.
En ese contexto advierten que “en las últimas semanas comenzó a tomar fuerza el visto bueno del Gobierno en relación al ajuste trimestral de las paritarias, siendo incluso el costo laboral un driver más importante que el dólar a la hora de analizar el proceso inflacionario y al que no se le suele dar tanta importancia”, sostiene el informe de Ecolatina.

Gobierno de Chubut