Luego de casi dos años de licitaciones nacionales que no avanzaron, y ante el incremento en la matrícula de la mayoría de sus carreras, la sede local de la Universidad Nacional de la Patagonia “San Juan Bosco” llevará adelante una serie de obras menores, aunque con un presupuesto propio de 6 millones de pesos, dinero que “se logró ahorrar con mucho esfuerzo”, según consignó el delegado Damián Barry.
En este sentido, precisó que se trata de una ampliación de unos 200 metros cuadrados, que permitirá mejorar la logística de las cursadas, ya que se generarían nuevos espacios para los estudiantes.
A pesar del monto significativo de la obra teniendo en cuenta la erogación que la Casa de Altos Estudios deberá realizar, todavía sigue pendiente la licitación realizada a mediados de 2017 para la construcción de dos aulas en la sede local, con el fin de que unos 160 alumnos pudieran incorporarse sin que se generen problemas de logística y espacio en el resto de las aulas.
Se trata de dos aulas para 80 alumnos cada una, que habían sido licitadas en 2015, luego en 2017, pre adjudicada y luego cumplimentados todos los pasos legales y administrativos, pero que finalmente no llegó a plasmarse en una obra concreta.
Ahora, la propia universidad destinó unos 6 millones de pesos para ampliar un espacio de la sede en unos 220 metros cuadrados y poder paliar el déficit edilicio frente a una cantidad de ingresantes que crece año a año.

Más de 200 metros cuadrados

En diálogo con El Diario, Barry se refirió a la absorción de la demanda de matrícula frente a la situación edilicia de la sede Puerto Madryn y reconoció que “es algo súper complicado”, aunque adelantó que “ya podemos anunciar oficialmente que en la universidad estamos haciendo un proyecto de ampliación”.
En esta línea, comentó que “hemos logrado hacer un ahorro el año pasado, sabiendo estos déficit edilicios que tenemos, la universidad hizo un esfuerzo enorme y queremos agradecer al Rector, quien tuvo en cuenta la situación de la sede y ahora estamos ampliando unos 220 metros, cuyo concurso salió esta semana y lo estaremos abriendo el 18 de junio; será un aumento de metros cuadrados que claramente necesitamos”.

Ampliación acorde a los fondos

Actualmente, “desde las 8 de la mañana hasta las diez de la noche, estamos con las aulas ocupadas prácticamente a pleno”, detalló, al tiempo que aclaró que la obra no tiene que ver de manera directa con la licitación realizada, primeramente, en junio de 2017 a través de una gestión con el Ministerio del Interior de la Nación, y que finalmente no se concretó: “No es la licitación en cuestión, ya que eso era una inversión mayor de dos aulas y muchos más metros. Nosotros estamos haciendo, con fondos propios, una ampliación más acorde al monto, de mucha menor inversión porque la universidad no puede afrontar inversiones en edificios; no sólo la nuestra, sino ninguna universidad nacional”.

Colaboración de la comunidad

Sobre esto último, explicó que “está contemplado que el Estado Nacional es el que va haciendo obras nacionales de ampliación de las universidades, siempre ha sido así” y adelantó que “en este caso, la inversión total (local) va a ser de 6 millones de pesos”.
Si bien reconoció que se trata de una obra “limitada”, puso en relieve que la misma “nos permite, con construcción en seco y con una donación de un techo parabólico por parte de la empresa Aluar, poder concretarla; de otra manera hubiera sido imposible” y advirtió que “la UTN también está en la misma situación que la San Juan Bosco, también vienen haciendo ampliaciones con la colaboración de la comunidad de Puerto Madryn”.

Más alumnos en Jurídicas

En relación a la cantidad de ingresos que registró la sede local de la “San Juan Bosco”, la cifra se ha ido incrementando con el paso de los años, según estadísticas oficiales publicadas en el sitio web oficial, que expone el total desde 2010 hasta 2017.
En este sentido, la facultad de Ciencias Jurídicas, para Puerto Madryn, fue la que mostró un alza considerable en tan sólo dos años; comenzó el 2015 con 631 inscriptos, aumentando a 648 para el año siguiente y casi duplicando el total hacia principios de 2017, con unos 1.165 ingresantes.
Sumado al resto de las carreras de grado y terciarias de la sede local, la cifra responde al aumento de matriculados en las escuelas secundarias que, como también mencionó Barry, generó un impacto positivo y directo en los ingresantes locales que buscan continuar su formación académica en la ciudad del Golfo

Municipalidad de Puerto Madryn