En el marco del objetivo planteado por el Gobierno Nacional de alcanzar el famoso “déficit cero”, el Estado argentino continúa trabajando en la búsqueda de ingresos adicionales, para reducir un poco los recortes. Además de subir hace poco más de una semana la “tasa estadística” de las importaciones, en abril se pudo hacer de unos 20.000 millones de pesos a través de rentas del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) y por ingresos de capital. Respecto a la primera medida mencionada, vinculada a las importaciones, vale recordar que esto provocó fuertes cortocircuitos con varios sectores industriales de nuestro país, por lo que la iniciativa en cuestión todavía no ha sido ratificada fuertemente desde la Casa Rosada.
En tanto, de acuerdo a un informe de la Oficina del Presupuesto del Congreso (OPC), en el que se analiza la evolución presupuestaria en base devengado, en abril último las rentas de la propiedad se incrementaron un 74,7%, al hacer la comparación con el mismo mes del año pasado, alcanzando los 18.440 millones de pesos. Según el documento en cuestión, esto se dio “como consecuencia de ingresos provenientes de la liquidación final de Lotería Nacional (2.717 millones de pesos) y de intereses por depósitos del tesoro en moneda extranjera (366 millones de pesos), rubros que prácticamente no habían registrado ejecución en igual mes del año previo”.
No obstante ello, de los 18,440 millones de pesos que aportaron las rentas de la propiedad, un 76,4%, es decir más de tres cuartos del total, corresponde a intereses por depósitos y títulos y valores generados por activos en propiedad del FGS, que es administrado por la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES).
Asimismo, además del rubro mencionado, otro ítem que tuvo un significativo incremento fue el de ingresos de capital, que se multiplicó por 10. “Este aumento obedece a transferencias del Fondo Fiduciario del Sistema de Infraestructura del Transporte (FFSIT) al tesoro por un monto de 1.939 millones de pesos”, afirmaron desde la OPC.

Superávit primario

Así las cosas, si bien la recaudación impositiva en abril mostró números mejores que los de marzo, a esto se agregaron también los recursos no tributarios, que tuvieron una gran influencia, al menos en el registro en base devengado. Por su parte, el Ministerio de Hacienda de la Nación, a cargo de Nicolás Dujovne, dará a conocer la semana próxima el resultado final correspondiente a abril.
En tanto, los datos de la OPC marcan que en el mes anterior se registró un superávit primario, que es el total de los ingresos restados los egresos, pero sin contar los intereses de la deuda. Puntualmente, el excedente alcanzó los 36.834 millones de pesos, cifra con el que se habría revertido el desequilibrio de 11.940 millones de pesos de abril de 2018.
En contrapartida, teniendo en cuenta los intereses de la deuda el resultado financiero estuvo lejos de esos números. De hecho, el mismo fue negativo y alcanzó los 76.360 millones de pesos, un 15,5% mayor al desequilibrio del año pasado, cuando había sido de 66.131 millones de pesos. Para llegar a este resultado, los ingresos aumentaron en abril un 52,4% interanual, mientras que el gasto primario lo hizo a un ritmo de 42%, 10,4 puntos porcentuales por debajo.

Gobierno de Chubut