Con el acompañamiento unánime de los distintos bloques de concejales, esta semana se aprobó finalmente un proyecto elaborado por la edil Andrea Moyano, denominado “Espacios Amigos de la Lactancia”, el cual prevé que las grandes superficies, es decir, los supermercados de la ciudad, deberán disponer de un lugar acondicionado para que las madres que concurran en calidad de clientes, puedan amamantar a sus hijos o realizar la extracción de leche materna.
Se trata de una iniciativa enmarcada en la igualdad de derechos de género, según lo anticipara la edil al presentar la iniciativa, y que contó con el apoyo de sus pares; hasta el momento, los comercios abarcados por el proyecto no se han pronunciado al respecto.

Podrán amamantar fuera del lactario

En su primer artículo, la Ordenanza dispone “la implementación de lactarios o ‘Espacios Amigos de la Lactancia’ en las Grandes Superficies Comerciales destinadas a funcionar como Supermercados e Hipermercados, donde trabajen mujeres en edad fértil, a fin de que puedan extraer su leche y conservarla durante el horario laboral, sin que ello ocasiones perjuicios en sus remuneraciones, sin que interfiera en la reducción de su jornada laboral por lactancia, ni que se descuente de su horario de descanso laboral diario”. Además, “este espacio podrá ser utilizado por aquellas clientes que requieran amamantar a sus bebes en un espacio cómodo, sin que ello quite la libertad de estas madres en periodo de lactancia de poder ofrecer el pecho en cualquier otro ámbito del local comercial”, reza el texto del documento.

Espacio “privado y acondicionado”

Por otro lado, la propuesta hizo hincapié en que “estos espacios serán de uso exclusivo para las madres en periodo de lactancia, de este modo se garantiza el derecho y la responsabilidad a la lactancia materna”, sumando a ello que “a los efectos de la presente Ordenanza, se entiende por lactario a un espacio privado y acondicionado”.

Cómo serán los espacios

Los lactarios deberán contar con varios requisitos, entre ellos “un espacio mínimo de diez metros cuadrados aproximadamente”, “ser un espacio cerrado, privado e higiénico. Bajo ningún concepto puede destinarse un baño para este fin”, “ofrecer comodidades mínimas tales como un sillón o una silla confortable, un perchero, una mesa pequeña para apoyar el extractor y los recipientes y cualquier otro elemento” y “un lavamanos o, al menos, este espacio debe tener cerca un lugar donde la madre pueda lavarse las manos con agua y jabón. En caso de no contar con lavamanos, se recomienda que dentro del mismo, se disponga de alcohol en gel”.

Seguridad, cartelería y heladera

Por otro lado, los espacios concebidos para la lactancia materna tendrán que contar con “acceso a una heladera para guardar la leche extraída”, añadiendo la Ordenanza que “no es imprescindible que la heladera sea de uso exclusivo ni que se encuentre dentro del espacio amigo”.
Al mismo tiempo, deberán estar presentes “medidas de seguridad apropiadas para su acceso”, tales como una llave o traba interna, y los lactarios contarán con “al menos un cesto para deshechos”, sumada a la “cartelería y folletería informativa sobre métodos de extracción y conservación de la leche y beneficios del amamantamiento”.

Concientizar sobre la lactancia

En otro orden, “estos espacios deberán estar debidamente identificados con cartelería que contenga la leyenda ‘Espacio Amigo de la Lactancia Materna’ en letras grandes y legibles y en letras más pequeñas y legibles, la leyenda “Que la vuelta al trabajo no interrumpa tu periodo de lactancia”, consignó Moyano en el documento, agregando que “la Municipalidad de Puerto Madryn, a través del Área de Inspecciones Generales, será la encargada de controlar la instalación y el cumplimiento de los requisitos mínimos de los Espacios Amigos de la Lactancia” y que “en caso de requerir capacitación los y las Inspectoras y a efectos de estar informados y con el objeto de dar acabado cumplimiento a sus tareas, se podrá coordinar una preparación con el Comité de Lactancia Materna del Hospital de nuestra ciudad”.

Punitorios altos

Las grandes superficies comerciales alcanzadas por la nueva normativa, por tanto, “dispondrán de un plazo de 90 días a partir de la promulgación de la presente, para disponer de un espacio destinado a Espacio Amigo de la Lactancia Materna”, además de que dichos comercios, en caso de “que no cumplan con el Artículo 1 de la presente Ordenanza o con el plazo establecido de noventa días para su instalación, serán sancionados con una multa de 3 mil módulos B”, una cifra no menor.
También, los locales comerciales que cuenten con un Espacio Amigo de la Lactancia Materna “pero que no posean la cartelería establecida, serán sancionados con una multa de 1.000 módulos B”, y los que “no cumplan los requisitos o no posean los objetos mínimos establecidos previamente, serán sancionados con una multa de 1.000 módulos B”.

Más sanciones y clausura

Las multas se incrementarán en un 50 por ciento para el incumplimiento de otros artículos por segunda vez, y “en caso de constatarse la tercera infracción, los locales comerciales serán pasibles de clausura por 72 horas, o hasta tanto cumplan con la vigente norma”, indica el proyecto que fuera aprobado esta semana por el Concejo.
Por otro lado, el Departamento Ejecutivo Municipal, “a través del área que corresponda, deberá notificar de la presente Ordenanza a las Grandes Superficies Comerciales destinadas a funcionar como Supermercados e Hipermercados que correspondan, en un plazo no mayor a treinta 30 días de promulgada”, el cual comenzaría a regir a partir de la semana próxima.

Municipalidad de Puerto Madryn