Mirtha Legrand se encuentra internada en el sanatorio Mater Dei, ubicado en San Martín de Tours 2952. La popular conductora fue operada de una brida abdominal este domingo. Marcela Tinayre, hija de Chiquita, aseguró que la intervención había sido un éxito.

«Los médicos me explicaron que tenía una brida abdominal. Es como si fuera un torniquete, básicamente. Es una obstrucción. No es interna, sino externa. Apenas salió (del quirófano), estuve hablando con ella y fue a dormir al cuarto», dijo Nacho Viale este lunes sobre la salud de su abuela.

Está previsto que le den el alta médica a la diva en las próximas 48 o 72 horas. En breve, darán un parte médico en el centro médico privado para dar más detalles sobre su estado. «No quiero pifiar y decirles cualquier cosa», afirmó el productor televisivo.

«Era una bolita de grasa que se sacó y chau», explicó a varios medios en la entrada de la clínica. «Antes de la intervención estaba viendo a Juanita en los Premios Platino y hablaba por teléfono. Fue una operación que parecía ser mucho más larga, pero fue más corta», agregó el joven.

«Ayer me preguntó cuándo volvía a trabajar. Está contenta y muy bien de ánimo», manifestó. Luego, aseguró que desde hace unos días, Legrand se sentía mal cuando comía y por este motivo fue a la clínica, donde le hicieron varios estudios y ella tomó la decisión de operarse. También desmintió que haya sido una intervención de urgencia, como trascendió en algunos medios.

Cabe recordar que Mirtha ingresó al sanatorio Mater Dei el domingo a las 10 de la mañana, acompañada en primera instancia por su asistente Elvira y luego por su hija y su nieto. Por este motivo, decidió cancelar su clásico programa de los domingos.

«Buenos días a todos. Con sumo pesar les tengo que comunicar que se suspende la edición de hoy del programa Almorzando con Mirtha Legrand. El motivo es que padezco una gastroenteritis aguda y, si bien el cuadro no reviste gravedad, estoy obligada a guardar reposo durante unos días. En la medida que me reponga estaré al frente de los programas la semana que viene», escribió en las redes sociales.

A lo largo de 51 años, Chiquita ha faltado muy pocas veces al trabajo. La última vez que se ausentó fue en mayo de 2015, por un fuerte cuadro de disfonía. «Mil perdones a los invitados, realmente no podía hablar», se excusó la conductora. En su lugar, El Trece optó por la emisión de una película.