El intendente de Puerto Madryn, Ricardo Sastre, analizó el mapa político nacional y el efecto del anuncio de la fórmula presidencial “Alberto Fernández- Cristina Fernández”, de cara a los comicios nacionales.
En este contexto, valoró la figura del político y abogado que comenzará su campaña presidencial en Santa Cruz y puso en valor que “fue una de las personas que hizo todo lo que estuvo a su alcance para lograr la unidad del justicialismo en nuestra provincia”, lo cual finalmente no fue posible.
Además, entendió dicha fórmula como el puntapié inicial para eliminar una “grieta” divisoria a nivel social, señalando que “no podemos seguir confrontando a las clases sociales, porque la grieta se hace más amplia y la gente no lo pasa bien”, sumando a ello que a la sociedad “poco le interesan las peleas de los políticos, la gente quiere estar bien y vivir en el contexto que se merece”.

“Le tengo un gran aprecio”

En este sentido, Sastre sostuvo que “Alberto Fernández es una persona a la que le tengo un gran aprecio y con quien tengo una muy buena relación; ha trabajado fuertemente por la unidad del justicialismo en la provincia, algo que rescato y siempre valoro; siempre ha tratado de unificar criterios, de una convivencia en el contexto ideal que todos queremos, y me parece una buena acción, por parte de la ex Presidenta, de priorizar el bien del conjunto y no los intereses mezquinos o personales”.
Al mismo tiempo, bromeó con que “se copió de nosotros” y remarcó que “fue la misma acción que tuvimos cuando depusimos la candidatura a gobernador por el bienestar del conjunto; es un gesto que hay que valorar, después se verá bien si el 22 de junio es la fórmula que queda confirmada”.

“La gente la pasa mal”

Consultado sobre su valoración de la fórmula Fernández-Fernández, el Intendente opinó que “nadie puede desconocer la capacidad del doctor Fernández, un reconocido profesor de universidades públicas, con una capacidad muy importante; pero, por sobre todas las cosas, es una persona que va por el contexto de la unidad, sin confrontaciones ni rencores, que es lo que necesita nuestro país” y planteó que “no podemos seguir armando grietas donde confrontemos los vecinos y, mientras tanto, la gente no llega a fin de mes y la pasa mal”.
Sobre la estructura del peronismo a nivel nacional, Sastre puso en relieve que “hay que trabajar con la unidad del peronismo; quizás, sin hablar de nombres, trabajando por el conjunto; hay dirigentes capacitados, si le toca a uno estar o no, no importa, lo importante es que podamos vivir en el ámbito y el contexto que todos merecemos”.

“Acá no pudimos lograr unidad”

Evidentemente, la unidad del justicialismo terminó siendo una postal más posible a nivel nacional que en la provincia del Chubut; consultado sobre esta cuestión, Sastre advirtió que “hay que ver cómo los otros sectores del peronismo, como el peronismo federal, se pueden sumar; hay que trabajarlo” y sostuvo que “acá, lamentablemente, no lo pudimos lograr; estas elecciones eran un buen momento y el año pasado también, para quienes trabajamos de cara a lograr la unidad del partido”.
Sin embargo, “algunos no lo entendieron así; algunos hicimos todo lo que estuvo a nuestro alcance, Alberto (Fernández) hizo todo lo que estaba a su alcance, pero siempre hay tiempos para volver a intentarlo”.

Sin grieta

Sobre la “grieta” en sí misma y el futuro de la división ideológica a partir de la nueva reconfiguración política, el Jefe Municipal expresó: “Hay que trabajar sin rencores. No podemos estar pensando que ‘este me hizo esto, y voy por él’, como ha sucedido en los últimos tiempos en este país. Las causas que están judicializadas deberán tramitar en la Justicia, y las que no, cada uno sabe qué es lo que tiene que hacer. Pero no podemos seguir confrontando a las clases sociales, porque la grieta se hace más amplia, la gente no lo pasa bien, y poco le interesa las peleas de los políticos. La gente quiere estar bien y vivir en el contexto que se merece”.

Alberto Fernández: “Haré que la Patagonia sea parte de la Argentina”

El precandidato a presidente por el Kirchnerismo, Alberto Fernández, llegó a Santa Cruz este lunes, y se refirió a las repercusiones en todo el país ante el anuncio de la fórmula junto a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.
Fernández viajó a Río Gallegos para participar de una charla junto a Alicia Kirchner y, previo a ello, brindó declaraciones radiales donde valoró la adhesión de muchos funcionarios y dirigentes al espacio que conformará con la ex presidenta. Además, destacó gestión de Alicia Kirchner en Santa Cruz y aseguró que apuntará que «la Patagonia deje de ser maltratada».
Se refirió específicamente a la situación de las provincias patagónicas como Santa Cruz: «Es una provincia muy golpeada por una decisión del Gobierno nacional de castigar a la provincia donde nació Néstor Kirchner», sostuvo y dijo que «uno ve Santa Cruz hoy y ve lo que hizo Alicia en el medio y uno dice que impresionante».
Asimismo aclaró «Santa Cruz ordenó sus cuentas, se calmó socialmente, y hoy es una provincia que avanza y crece», subrayó más tarde, al indicar que «padeció muy malas políticas del Gobierno nacional». Fernández remarcó que en caso de ser electo presidente: «Voy a hacer que Patagonia sea parte de la Argentina y dejar de maltratarla como se la maltrata», dijo

Municipalidad de Puerto Madryn