PUERTO MADRYN – El siniestro, que por fortuna no arrojó víctimas fatales, ocurrió sobre las primeras horas del sábado en el desvío ubicado a pocos metros del puesto policial, en el acceso sur de la Ruta Nacional 3. Allí, donde se encuentra una curva con el camino de ripio y el tránsito es de doble mano, “un Citroën C3 venía ingresando a Madryn, cuando su conductora fue encandilada (por otro vehículo) y perdió el control”, señalaron fuentes policiales. La mujer circulaba junto a su hija y una amiga de la misma, ambas de 13 años, quienes “no sufrieron lesiones ni golpes”, ya que “todas viajaban con el cinturón de seguridad colocado”.

Municipalidad de Puerto Madryn