El intendente de Puerto Madryn y la viceintendenta, Xenia Gabella, encabezaron la presentación oficial de la obra a partir de la cual se construirá la nueva sede del Concejo Deliberante, ubicada en la zona norte, a pocas cuadras del microcentro y en las inmediaciones de emblemáticos edificios, entre ellos la Casa Toschke y la Casa Tassier.
Se trata de una obra cuyo presupuesto supera los 60 millones de pesos y que se irá realizando en distintas etapas; actualmente, la primera consiste en el cercado definitivo del predio, por un valor de 2.630.630,85 pesos, ejecutado por la empresa Illesca y con un plazo estimado de noventa días.
Una vez levantado el edificio, las oficinas que actualmente el Palacio Legislativo posee a pocos metros de la Municipalidad, serán utilizadas por esta última en carácter de oficinas.
En este contexto, el Jefe Municipal puso en valor que “se haya dado este puntapié inicial para la construcción del nuevo Concejo” y reconoció que, con el crecimiento que la ciudad del Golfo ha tenido en las últimas décadas, “también las instituciones públicas necesitan crecer para poder atender los requerimientos de los vecinos”.

La primera Comisión de Fomento

A su turno, Gabella repasó la extensa historia de la conformación del primer cuerpo de concejales, a partir de la creación de una Comisión de Fomento, y las distintas acciones ejecutivas y legislativas que posibilitaron que, a veinte años de adjudicarse el terreno, actualmente pueda llevarse en dicho lugar la obra para construir el nuevo edificio.
Además de funcionarios provinciales y municipales, participaron los ediles Miguel Antín, Raúl Cataldi, Claudio Tortoriello, Franco Albanesi, Andrea Moyano, Mariela Williams, Enzo Terrera y Natacha Wolansky.

Celebración

En este sentido, Sastre expresó que “me pone muy contento la iniciativa y el trabajo que viene realizando Xenia” y agregó que “siempre digo que Madryn tiene la particularidad de que, a diferencia de otras ciudades, ha tenido un crecimiento muy importante en los últimos años; todas estas remodelaciones que hay que hacer en distintos edificios y construcciones nuevas, así como se construyen distintos barrios y viviendas nuevas, también las instituciones públicas necesitan un crecimiento para poder atender los requerimientos de todos esos vecinos de los diferentes sectores”.
Consecuentemente, remarcó que “celebro gratamente que se haya dado este puntapié inicial para la construcción de este nuevo Concejo Deliberante en nuestra ciudad” y adelantó, en relación al edificio de la calle Belgrano que linda con el Palacio Municipal, que “seguramente, bien utilizadas serán las oficinas actuales para seguir ampliando el Ejecutivo Municipal”.

Un siglo de historia local

Por su parte, la viceintendenta y presidenta del Concejo Deliberante, Xenia Gabella, sostuvo que “siempre es bueno en estos eventos, enunciar brevemente el proceso histórico que nos permite enmarcar en el tiempo y reconocer en él, el esfuerzo de quienes nos precedieron y quienes permitieron que hoy suceda” y recordó que “esta historia comienza por el 1900, cuando vecinos de nuestra ciudad tuvieron la iniciativa de reunirse en el salón de la Sociedad Anónima Importadora y Exportadora de la Patagonia, impulsados por la necesidad de crear una corporación municipal y aportar ideas para el desarrollo de leyes que contribuyeran al ordenamiento y crecimiento del pueblo de Madryn”.

El lugar “quedó chico”

En ese contexto, “decidieron conformar una Comisión de Fomento, integrada por José Toschke, Juan Acosta y Roberto Gómez; una década más tarde, las necesidades edilicias hicieron imperioso contar con un lugar más cómodo, y fue así que tras la moción del concejal Acosta, en 1912, se resolvió solicitar a la Compañía de Tierras Chubut Madryn, un terreno para construir la Casa Municipal”, agregó, detallando que “se precisaron tan sólo dos años para que los madrynenses vieran realizada la tan esperada inauguración del nuevo edificio, y el Concejo funcionó en las instalaciones del Salón Municipal”.
No obstante, ante el crecimiento de la ciudad, “los concejales tomaron la decisión de mudarse a las oficinas que se encontraban en la esquina de las calles Mitre y Belgrano; el 15 de noviembre de 1988, la presidenta del Concejo, Silvia Corbani de Fassio, firmó una nueva resolución para conformar una comisión que evaluara la conveniencia de adquirir o alquilar un inmueble para las instalaciones del Honorable Concejo Deliberante”, continuó Gabella.

El terreno, adjudicado hace 20 años

Sobre esto último, rememoró que “el 18 de julio de 1989, la Resolución 101 dispuso, en su artículo primero, ‘acéptese el proyecto del Lote 3 de la Manzana 19 para la construcción del edificio; en ese año, el Concejo funcionó en las instalaciones de lo que había sido la Imprenta Golfo Nuevo; paradójicamente, el lugar que Vicente Pérez Medel había elegido en 1914 para su propia imprenta, publicando el Semanario Golfo Nuevo, que luchaba a través de la pluma y la palabra por el progreso de la ciudad a la cual le vaticinaba un gran porvenir”.
El edificio “fue ampliado en 1997, cuando el intendente municipal Victoriano Salazar firmara la resolución de adjudicación para la ampliación del mismo; finalizando esta en el año 2006, en el marco del Plan Bienal de la Pequeña y la Mediana Obra Pública, durante la gestión del presidente del Concejo Deliberante, don Ricardo Lázaro”.

Sorteando la crisis

Por otra parte, manifestó que “en ese recorrido, y pese a los intentos por conseguir un espacio propio de funcionamiento, el Concejo Deliberante no contaba con presupuesto para gestionar y concretar la adquisición de un terreno; esta situación cambió, gracias a la firma de la Resolución 546 del año 2017, en la cual el intendente Ricardo Sastre realizó la reserva de estas tierras” y valoró que “es este un capítulo aparte, ya que desde su primera gestión se comenzó a trabajar para avanzar en este proyecto, el cual si bien es ambicioso y se gesta en una época de importante crisis económica que limita su rápida concreción debido a su envergadura, no nos permite parar; ya que entendemos, quienes reconocemos la importancia de la democracia y la república, que siempre estaremos dispuestos a aportar un granito de arena para concretar en algún momento este espacio, que será nada menos que el centro de la discusión y el debate del pueblo”.

Un espacio para el vecino

Gabella remarcó “el constante acompañamiento de este cuerpo de concejales en el desarrollo de los actos administrativos que han permitido el inicio de esta primera etapa del cerramiento definitivo del predio, la ampliación presupuestaria, el concurso privado de precios, la aprobación de pliegos; fueron siempre aprobados por unanimidad”, lo cual “permite observar la adhesión de todos los bloques políticos a esta obra que se inicia; entendemos, también, que no podría haber sido de otra manera, ya que los representantes del pueblo se deben a él, y este espacio que en algún momento los cobijará debe ser concebido como el lugar de todos, aquél donde las diferencias pueden ser superadas, si pensamos en que estamos generando un espacio real de participación, que con transparencia nos organice bajo la premisa de fortalecer el desarrollo de nuestra querida ciudad de Puerto Madryn”.

“Estaremos cerca del pueblo”

Por todo ello, concluyó la Viceintendenta, “es que el Concejo Deliberante que aquí se alce, marcará una etapa distinta en la vida democrática de la ciudad, valorizando el poder legislativo y dándole la importancia que se merece, a través de una obra emblemática como la que pretendemos se construya en este espacio” y “dándole vital relevancia a la participación ciudadana y a los vecinos de la ciudad, constituyéndose en una nueva ‘Casa del Pueblo’ para todos los habitantes de Puerto Madryn”.
Anteriormente al descubrimiento de la placa, puntualizó que la misma “será simplemente una referencia; una placa para ir apropiándose de un espacio, para involucrarse; en algún momento me dijeron que nos alejábamos del microcentro, y yo dije que ‘estaremos más cerca de los barrios’, al lado de nuestros orígenes; de la Casa Tassier, de la Casa Toschke, de quien participó en aquella primera Comisión de Fomento”.

Municipalidad de Puerto Madryn