ESQUEL – Un grupo de tres personas que se encontraba viajando a un kilómetro y medio del aeropuerto de Esquel, protagonizó un accidente que, afortunadamente, no arrojó un saldo trágico. El siniestro ocurrió cuando un Fiat Uno se cruzó de carril y fue impactado de lleno en su lateral derecho por un Renault Logan que se dirigía hacia la localidad cordillerana desde El Hoyo. El vehículo menor fue literalmente partido al medio por la violencia del impacto con su parte trasera, separada a 15 metros de distancia campo adentro. Segundos después del choque, el Logan se prendió fuego por completo, sin que sus ocupantes se vieran afectados ya que pudieron ser retirados de inmediato. Presentaban golpes y heridas de distinta consideración. Según testigos, el único ocupante del Fiat Uno, oriundo de Esquel, habría “girado en U” repentinamente, sin darle alternativas a la conductora que se dirigía con su marido hacia la ciudad cordillerana. Pocas horas después del accidente se conoció que las lesiones de las tres personas accidentadas, fueron de carácter leve.