COMODORO RIVADAVIA – Un vecino del barrio Abel Amaya llamó a la Seccional Quinta alertando sobre movimientos sospechosos en inmediaciones de Avenida Chile y Juan Padre Corti. Los efectivos policiales se acercaron inmediatamente y encontraron un vehículo color gris, polarizado y sin patente, estacionado afuera de una casa. En el rodado los policías identificaron a una mujer, que tenía una batería de auto en sus manos.
Uno de los uniformados ingresó a la vivienda luego de visualizar que la puerta estaba forzada y hallaron a un hombre que, al darse cuenta de la presencia del policía, le arrojó una herramienta y luego se abalanzó hacia él para enfrentarse a puños. En ese momento ingresó otro efectivo y lograron reducirlo. El ladrón, “D. O. R.”, de 31 años, al momento de la detención estaba por sustraer una cafetera, una cortadora de cerámico, baldes, elementos de albañilería, una termofusora y un termotanque tamaño mediano.Cuando el sujeto era trasladado al patrullero, un grupo de vecinos eufóricos le propinaron algunos golpes de puño en su rostro. El hombre quedó alojado a la espera de la audiencia el control de detención en los tribunales del barrio Roca.