En el marco de la última reunión del Consejo de Discapacidad municipal en Puerto Madryn, el director de Atención Integral de la Discapacidad provincial, Marcelo Ortega, participó del encuentro y adelantó las distintas gestiones que realizarán ante Nación para solucionar inconvenientes inherentes a los certificados médicos y pensiones graciables”, a la vez que advirtió que la legislación actual, atravesada por un Decreto de hace más de dos décadas, perjudica la situación de las pensiones.
Por otro lado, reconoció que la crisis económica afecta directamente la posibilidad de la gente de ocupar empleo, situación que se acrecienta todavía más en el caso de aquellas personas que padecen algún tipo de discapacidad.
El caso de las pensiones graciables dividió las aguas durante el año pasado, cuando una investigación dio cuenta de un incremento de casi diez veces en la cantidad de beneficiarios de las mismas; incluso, se constató lo que ocurre en provincias como Santiago del Estero, que poseen casi un 10 por ciento de la población como beneficiaria de ese tipo de pensiones por discapacidad.

Las pensiones, complicadas

En este contexto, Ortega destacó la “buena convocatoria” durante el encuentro realizado días atrás, y sostuvo que «no solo se habló de pensiones nacionales, sino que analizamos diversos temas relacionados con la inclusión social, y se presentó el transporte municipal para discapacitados».
Con respecto a las pensiones nacionales, señaló que «estamos realizando gestiones ante el Gobierno Nacional para destrabar temas relacionados con los certificados médicos para adquirir las pensiones graciables», y consideró que “está difícil la situación de las pensiones porque en Nación se han aferrado a un decreto del año 1995 que va en contra de los derechos de las personas con discapacidad y se mezcla mucho”.
«La situación laboral está cerrada para casi todos y más para la gente con discapacidad», reconoció el Director de Discapacidad, señalando que «las personas han hecho su planteo y estamos viendo de qué manera despejarles el camino».

Trabajo conjunto

Por su parte, la directora de Discapacidad de Puerto Madryn, Iris Rubio, destacó que «estamos muy contentos porque hubo mucha convocatoria” y adelantó que “tenemos previsto entregar un minubus” esta semana; se trata de una unidad que “pertenece a la Dirección de Discapacidad y trabajará en distintas temáticas relacionadas con la discapacidad», agregando que «el año pasado atendimos a 1.400 personas en distintas modalidades, presencial, por mail y por teléfono».
«Estamos trabajando con la empresa Aluar, que donó hamacas para personas con discapacidad, y con la Unidad 6 (de Rawson), que construye sillas estructurales», sostuvo.

La inclusión, el desafío

Además, Rubio sostuvo que «estamos trabajando en eso y esperamos tener novedades», y agregó que «tenemos el acompañamiento del director del Discapacidad, Marcelo Ortega, con quien trabajamos en forma conjunta».
Con respecto al cupo laboral, Rubio dijo que «en el Municipio tenemos muchas personas incluidas con discapacidad, pero debemos trabajar con empresas como Servicoop y otras para seguir trabajando por la inclusión”.

Municipalidad de Puerto Madryn