Al cumplir 30 años de servicio la empresa DLS Argentina, la firma y sus compañeros y demás sindicalistas homenajearon a trabajadores con 25 años de trayectoria en la Industria Petrolera y en especial a Jorge Ávila, conductor del gremio de Petroleros de base, quien lleva tres décadas en funciones laborales. El espacio dio lugar a la chicana humorística de la que no se salva casi ningún dirigente sindical. No faltó el ácido comentario compañeril que estampó por lo bajo uno de los muchachos: “la verdad es que sí se merece reconocimiento Ávila: cumple 30 años en la empresa y 25 sin trabajar”.